Como cochino en su lodo | Jorge Lara Rivera

El jueves, apenas 1 día luego de su fiesta nacional (4 de julio), los estadounidenses pudieron corroborar –por enésima vez– la caterva de gente que aupó con Donald Trump en el gobierno. El director de la Agencia de Protección Medioambiental, Scott Pruitt, negacionista del cambio climático, abierto enemigo del ecologismo y a cargo del desmantelamiento de la regulación ambiental y del calentamiento global, al servicio de industrias relacionadas con combustibles fósiles, renunció cuestionado por 12 investigaciones federales y en medio de un escándalo de corrupción (gastos suntuarios: 43 mil dólares de insonorización parte de su despacho que es de los más grandes y lujosos de Washington, sin informar al Congreso, como establece la ley para cualquiera superior a 5 mil. 163 mil dólares en su primer año en viajes frecuentes en vuelos privados o comerciales clase ‘business’ a su casa con cargo al erario, sin motivo, y desproporcionados gastos para seguridad personal (3 millones 500 mil dólares costó el equipo de 20 agentes que lo acompañó en viajes personales –incluso a Disneylandia y para presenciar un partido de fútbol americano en un estadio universitario–). Aceptó cortesías de 1 cabildero de multinacionales en una gira por Marruecos y una malograda a Australia, y subió desproporcionadamente el sueldo a 2 asesores políticos que él mismo nombró. Y alquilaba casa a otro representante de intereses de multinacional petrolera a 50 dólares sólo por noche ocupada en un lugar considerado de los más caros del planeta. Lo reemplazará Andrew Wheeler, su segundo, otrora cabildero de la industria del carbón y con idénticas posiciones ‘negacionistas’ y antiecologismo. Muy a su pesar Trump ha tenido que dejarlo ir.

Pero éste es sólo otro eslabón más, en la larga cadena de fiascos, fracasos y escándalos de su presidencia desde que llegó al poder en noviembre de 2016. Su gabinete es muestrario de que no sólo no logró “drenar el pantano” de corrupción del gobierno como ofreció en campaña, sino que lo ha congestionado con más aguas negras.

Su ahora diezmado gabinete original incorporó a ejecutivos provenientes de Wall Street e individuos personeros de grupos de intereses especiales: Rex Tillerson, su primer Secretario de Estado, era el principal ejecutivo de ExxonMobil y firmó contratos con compañías estatales de países contrarios a EEUU; Wilbur Ross, ligado a inversiones en la industria metalúrgica e inversionista en ‘Navigator Holdings’ (empresa naviera ligada al “círculo íntimo” de Vladimir Putin) fue destacado a la Secretaría de Comercio, en tanto a Steve Mnuchin, veterano de Goldman Sachs, se le encargó el Dpto. del Tesoro. Pese al conflicto de intereses una veintena de ex funcionarios de la campaña presidencial de Donald Trump trabajan en un negocio vinculado al cabildeo de gobierno. Sin embargo, el 40% de los altos cargos en su equipo original de gobierno y asesores desapareció por decisión propia o expulsados por Trump.

En enero de 2017 el escritor Philip Roth trazó para la revista ‘The New Yorker’ un perfil bastante exacto que lo pinta de cuerpo entero: “ignorante en lo que se refiere al gobierno, a historia, a filosofía, al arte, incapaz de expresar o reconocer sutileza… y dueño de un vocabulario de 77 palabras” (de ahí el término “Trumpismo” para designar la capacidad de comunicarse con consignas simples). Una muestra: el nombramiento del juez federal Neil Gorsuch para ocupar la vacante en la Suprema Corte redefinió al alto tribunal con perfil conservador.

Pero la presión de la realidad ha empezado a desenmascarar la hipocresía republicana que patrocina al régimen de Trump y su supuesta administración “moral” –de doble moral.

*Artículo publicado con la autorización del autor, colaborador del periódico Por Esto!; léase también en este medio

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s