Ochoa Rex-a, el dinosaurio que se niega a la extinción | Santy Cervantes

Algo nos queda claro, todos odiamos al PRI –menos los que quieren hueso, los priennials y los bots– pero hay que reconocer que, como partido, han sabido hacer lo necesario para fortalecer su estructura como institución a lo largo de casi un siglo de existencia.

Faltan sólo unos meses para elegir al nuevo presidente de la república, y estamos a unos días del primer debate presidencial de las que son consideradas las elecciones más importantes de la historia moderna de México. Los debates se han convertido en una moda –que se agradece a medias precisamente por su falta de debate y su sobra de indirectas- en los noticieros televisivos y de internet, entre los coordinadores, representantes y presidentes de los partidos e independientes.

Enrique Ochoa Reza es el presidente del partido tricolor desde el 2016, un presidente de partido que ha demostrado que le queda muy grande el puesto, un presidente que ha fallado en su principal labor la cual es posicionar a su candidato José Antonio Meade, que lejos de asegurar el segundo lugar en las encuestas, pareciera que ahora tendrá que pelear el tercero contra la única candidata mujer e independiente.

Ochoa Reza se encuentra ocupando el puesto que ha caído en hombros de priistas muy importantes y que han sabido utilizar su posición desde ahí: César Camacho, Beatriz Paredes, Roberto Madrazo, Luis Donaldo Colosio, Humberto Moreira,  Pedro Joaquín Codwell y, por supuesto, Elba Esther Gordillo, quien a pesar de no haber sido presidenta del partido, sino secretaria general, logró un empoderamiento único desde ese bastión que hasta la fecha la hace un personaje importante de la política mexicana.

A diferencia de todos ellos, Ocho Reza no ha hecho más que ser un vocero sin impacto del Gobierno Federal actual, más que de su propio partido, para intentar derrotar al candidato de MORENA. Un simple merolico que cae en lo ridículo, que utiliza decenas de carteles en los debates para fomentar la desinformación, que utiliza a su hijo recién nacido como propaganda política y que, además, dentro de su propio partido ha sido atacado para que sea removido de  la presidencia.

Ulises Ruíz Ortiz, quien fuera durante su gestión como gobernador de Oaxaca acusado de violaciones a los derechos humanos, encabeza desde las entrañas del partido tricolor una corriente llamada “Democracia Interna” la cual pide a el candidato, José Antonio Meade, que Ochoa Reza sea removido de la presidencia del PRI y Aurelio Nuño de la coordinación de campaña, argumentando que no conocen el partido y que no están haciendo las cosas bien (Revista Proceso, 2161). A lo anterior hay que sumarle los escándalos de corrupción en los que se ha visto envuelto, como su liquidación de la CFE con un cheque por más de un millón de pesos, la denuncia de una casa de su propiedad de más de 15 millones de pesos en Morelia y las más de 50 concesiones de taxis con los que se dice cuenta en Nuevo León.

Por supuesto, tenemos que agregar sus participaciones en los debates, las cuales se caracterizan por atacar a “López” –ésa es la forma en la que se refiere a Andrés Manuel López Obrador como estrategia fallida para intentar minimizar su popularidad- como queriendo hacerlo menos por su apellido cuando según el INE, en el 2017, es uno de los cinco apellidos más comunes en todo el país. O sus tweets que fueron señalados de racistas, al llamar “prietos” a partidarios de MORENA, intentado después corregir diciendo que esa era la forma en la que llamaba a los priistas que ahora elegían apoyar a López Obrador.

El desempeño de Ocho Reza es tan deficiente y pobre que incluso se le ha comparado con Clavillazo, personaje cómico del cine mexicano que destacaba por una forma de humor involuntario, que al hablar hacía que todo lo que decía fuera imposible de creer, justo como sucede con el presidente del PRI argumentando que su candidato ganará la presidencia con el 40% de votos en la elección del próximo mes de julio.

Ocho Reza no impacta, nadie le cree. A estas alturas no sabemos cuál es el motivo para que no haya sido removido de su puesto en su partido, y por las fechas en las que estamos, seguramente ya no lo será.

El PRI debería hacerse un favor y correrlo ya, o mejor aún, hágannos un favor a todos los mexicanos y sigan con él.

Twitter: @SaintCerv

FUENTE: HOMOZAPPING

ENLACE: https://bit.ly/2qRR436



Categorías:OPINIÓN, POLÍTICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: