La energía juvenil guanajuatense en su ballet folclórico | Víctor Salas

Antes de entrar en el tema que me ocupa, me es imprescindible acotar que cuando la invitación a participar en un evento como la FILEY es tomada en su justa importancia, se nota en todo, en lo artístico, la promoción literaria, los estands y sus productos y, en fin, en cada detalle. No fue el caso de Rusia, país invitado a la Feria de la Lectura, ya que en el programa se anunció a un ballet folclórico y se presentó una agrupación musical que promocionaba más el turismo hacia Rusia que su importante cultura, significada en todos los campos del arte.

Por el contrario, Guanajuato –estado invitado– para arrancar su participación presentó al ballet folclórico de su famosa universidad.

El domingo por la noche, en el salón Uxmal de CC, un vibrante grupo de jóvenes estudiantes estremecieron a todo el público que se reunió para verlos bailar.

El maestro Roberto Martínez, director del BFUG, es un joven que no cayó en la tentación de muchas personas dedicadas a la danza folclórica, de intentar alterar, modificar y deformar las aportaciones esenciales del pueblo que le dan estirpe a cada geografía nacional. Lo de Roberto Martínez dista mucho del apego que tiene demasiada gente hacia el espectáculo de Amalia Hernández (+).

Y es que el folclore mexicano es de por sí de una vistosidad tan grande que no necesita modificaciones, pues lo adornan espejitos, cintas, encajes, flores, sombreros, faldas de enorme vuelo, y un colorido desmesurado, comparable solamente con los colores de nuestras flores y aves.

Los Concheros arrancaron la función. La sobriedad expresiva era superada por la fuerza y agilidad coreográfica de toda la compañía, dejándonos ver que cuando hay calidad no es necesario el distractivo de la lentejuela, la chaquira y el griterío ensordecedor de los ejecutantes. El vestuario no brillaba por la tela de lamé, pero tenía un cromatismo sugerente, casi emparentado con los tonos que identifican a los puntos cardinales de las culturas prehispánicas.

Sabemos que los artesanos del altiplano eran expertos en el arte de la plumería y la confección de tocados. Ahí estaba esa sabiduría, la portaban los jóvenes de la universidad guanajuatense.

Otro detalle reflexivo fue la manera de portar, por ejemplo, los jorongos y los rebozos, lucidos sin uniformidad y, por el contrario, puesto de diferentes maneras por cada persona. Así los usa el pueblo.

Se nota que Roberto Martínez pretende dar a conocer lo diverso de los atuendos en una misma circunstancia, la reunión para el baile por la celebración de algo importante en el pueblo.

Así fueron sus huapangos, la representación del juego de la lotería, donde los personajes de los cartones cobran vida y hacen un juego escénico en el que intervienen la muerte, el diablo, la borrachita, el viejo, la bella joven, los muchachos, pero ningún ángel que representara el bien. Esto quiere decir que no era un cuadro que nos hablara de la lucha entre el bien y el mal, sino la sencilla interpretación de personajes de un juego popular.

Muy divertido, en especial porque gran parte de esa obra sucede mezclándose los bailarines entre el público.

Ese fue el tenor de todas las obras presentadas por el Ballet Folclórico de la Universidad de Guanajuato: la calidad, coherencia, respecto a las expresiones populares y escasas modificaciones a la concepción original de un evento sacado del pueblo.

Así, pues, un aplauso especial al maestro Roberto Martínez, director del Ballet Folclórico de la Universidad de Guanajuato y al Departamento de Extensión Cultural de dicha universidad.



Categorías:ARTE, Danza, Víctor Salas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: