Detenido presunto partícipe en desaparición de los 43; cuestionan su vinculación con los hechos

Erick Uriel Sandoval, “La Rana”, es acusado de haber recibido a los estudiantes de Ayotzinapa en el basurero de Cocula. En septiembre de 2014 se perdió el rastro de los jóvenes.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las autoridades mexicanas informaron ayer de la detención de una persona sospechosa de estar relacionada con la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, un hecho ocurrido en 2014 y que desde entonces sigue sumido en el misterio, pese a que las fuerzas de seguridad han realizado más de 100 arrestos y a que en la investigación han participado también entidades internacionales.

Se trata de Erick Uriel Sandoval, alias “la Rana”, quien formaría parte de la organización criminal Guerreros Unidos, según la prensa local. Este grupo es señalado como el artífice de la desaparición de los jóvenes, en colaboración con policías municipales que estaban al servicio de esa banda. Sandoval, por quien la Procuraduría General de la República ofrecía una recompensa de 80 mil dólares, fue capturado por la Policía.

“Felicito a los elementos de la División de Investigación de la Policía Federal por la detención de Erick Uriel ‘N’, presuntamente relacionado con la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, quien fue capturado en cumplimiento de un mandato judicial”, indicó el titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete, a través de la red social Twitter.

Versión cuestionada

Los 43 normalistas estudiaban magisterio en la Escuela Normal rural de Ayotzinapa y desaparecieron la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 en Iguala, unos 200 kilómetros al sur de Ciudad de México, luego de apoderarse de autobuses para una marcha, según la versión oficial. Aunque acostumbraban a tomar autobuses en acciones que eran toleradas por las autoridades, en esa ocasión fueron perseguidos a tiros por la Policía.

Agentes municipales los detuvieron y los entregaron, por causas que todavía se desconocen, a miembros del grupo criminal Guerreros Unidos. Nunca más fueron vistos. La investigación oficial asegura que los restos de los jóvenes fueron incinerados en un vertedero de basura. Sólo un fragmento óseo de uno de los estudiantes fue encontrado e identificado con certeza con análisis de ADN.

De acuerdo con las pesquisas, Sandoval fue uno de los criminales que recibió a los 43 jóvenes en el basurero del municipio de Cocula, cercano a Iguala, donde fueron asesinados y posteriormente quemados, aunque dicha versión es cuestionada por los padres de las víctimas y organismos internacionales.

AGENCIAS A TRAVÉS  DE DW

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s