Cinta sobre diversos aspectos de la sexualidad gana la ‘Berlinale’

La rumana Adina Pintile también se llevó el primer lugar por su ópera prima, Touch me not.

BERLÍN, ALEMANIA.- La realizadora rumana Adina Pintile se lleva galardones por partida doble. El Oso de Plata, por mejor ópera prima, y el codiciado Oso de Oro, por mejor película, en la edición 68 del Festival Internacional de Cine de Berlín.

Touch me not (No me toques) es un proyecto de investigación y un viaje experimental de la cineasta y sus protagonistas sobre diferentes aspectos de la intimidad. Es una coproducción entre Rumania, Alemania, la República Checa y Francia.

Impactada por la inesperada decisión del jurado de premiarla por partida doble, la joven rumana agradeció al ejército de amor que la acompañó en el rodaje, a los jueces por la confianza y por reconocer un tipo de cine diferente como el de su película.

Vamos a hablar, a atrevernos a hablar; esperamos que nuestro trabajo llegue al público, expresó. Touch me not es una cinta que retrata a varias personas con limitaciones o discapacidades de diferentes tipos y cómo abordan aspectos de su intimidad.

Directora en escena

Así, aparece una mujer madura con una especie de fobia a ser tocada o acariciada, quien incluso se considera asexual; carga una especie de tanque de defensa en su cuerpo.

Cuando se somete a sesiones terapéuticas buscando una solución, Pintile la acompaña con su cámara, y ella misma se muestra en diálogo con esta mujer en las sesiones. Primero con un terapeuta sexual, posteriormente con un transexual con basta experiencia en satisfacción a clientes tanto masculinos como femeninos, y finalmente con un hombre que sufre pérdida capilar total y quien considera en esa especie de desnudez, haberse desprendido de muchas defensas que simbolizaban el cabello y el vello.

Otro protagonista es un hombre con una grave discapacidad física, cuyo pequeño cuerpo está atado a una silla de ruedas adaptada a sus breves y distorsionadas extremidades inferiores y superiores; no obstante, su intelecto y capacidad afectiva se encuentran intactos y vive desde hace varios años con su pareja, quien no es incapacitada.

Siempre pensé que sólo era cerebro sin cuerpo, hasta que descubrí mi sexualidad, dice. Cuando la directora le pregunta cuáles son las partes que considera bellas, afirma: Mis ojos, mi cabello, mi pene.

Una atractiva joven que expone sus inclinaciones sadomasoquistas en un club para personas afines a esas prácticas, es otro de los protagonistas.

También se proyecta la documentación de la visita a un club de intercambios sexuales entre diferentes personas (swingers) por otros protagonistas de la cinta, con escenas sexuales explícitas, lo que provocó escándalo en las proyecciones del festival.

Varios asistentes de prensa y público en general abandonaron la sala; los que se quedaron irrumpieron en aplausos al final de la proyección.

Por otro lado, los mexicanos Alonso Ruizpalacios y Manuel Alcalá obtuvieron el Oso de Plata por el mejor guión por Museo, trabajo que se inició hace 12 años con Alcalá y que en 2015 compartió con Ruizpalacios.

La cinta, protagonizada por Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris, es de ficción, aunque está basada en un hecho real, sobre el robo de 140 piezas prehispánicas al Museo Nacional de Antropología por dos jóvenes estudiantes de veterinaria, en 1985.

Ruizpalacios habló en español en el Berlinale Palast y dedicó el premio a todos los mexicanos. Esta historia se lleva a cabo en 1985 cuando un terrible terremoto azotó a la Ciudad de México; 32 años después, exactamente el mismo día, vuelve a ocurrir un sismo. Quiero dedicar este galardón a todos los mexicanos que en esta situación nos apoyamos; que olviden las promesas de los políticos; dedico el premio también a mi esposa, a mis hijos, dijo.

Comentó que Alcalá comenzó la investigación sobre el robo hace cerca de 12 años y después de conocer Güeros, dirigida por éste, se le acercó y comenzaron a relaborar un guión que ya Alcalá había comenzado. Es muy emocionante recibir esta gratificación; el guión es un trabajo invisible, duro y largo, en lo que más tiempo trabajas.

Las herederas el filme paraguayo que ya venía cosechando premios del jurado independiente de la Berlinale,se llevó el Oso de Plata en la categoría Cine que abre Nuevas Perspectivas. Recibir este premio, para nosotros, que vivimos en una sociedad tan conservadora como la paraguaya, tiene gran significado, expresó el director Marcelo en nombre de todo el equipo, que subió al escenario.

Ana Brun, quien da vida a Chela en la cinta, recibió el Oso de Plata por mejor actriz. Visiblemente sorprendida y acaso algo intimidada ante el reconocimiento, en español expresó: Dedicó el premio a las mujeres luchadoras de mi país, a mi madre, que me enseñó a amar el arte, la literatura y la poesía.

El estadunidense Wes Anderson se llevó el Oso de Plata a la mejor dirección por Isla de perros, cinta de animación con técnica de stop motion. Bill Murray, la voz que da vida al personaje principal, recibió el premio en nombre de Anderson.

FUENTE: LA JORNADA

ENLACE: http://bit.ly/2F1UCcq

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s