Premio Internacional de Poesía Mérida, nulo con el “flamante” Felipe Ahumada Vasconcelos | Armando Pacheco

De refinados gustos, gastronómicos y “artísticos”, Felipe Ahumada Vasconcelos es y ha sido, sin duda, el peor de todos los directores de cultura que el Ayuntamiento de Mérida ha tenido en los últimos lustros; lo peor, es que se cesó a uno elitista para entrar a uno simplemente detestable y sin un poco de sentido común de lo que es gobernar para todos.

Durante su administración, impuesta por el alcalde (hoy con licencia), Mauricio Vila Dosal, el flamante Ahumada Vasconcelos ha beneficiado a un puñado de creadores de artes pertenecientes a círculos panistas y/o de grandes vuelos creativos propositivos contemporáneos o vinculados con algunos integrantes del famoso comité de la misma dirección por no decir, e incluso, con personalidades alineadas al Sistema Nacional de Creadores de Artes, quienes son los encargados de escoger a los “elegidos” en las convocatorias de los Fondos Municipales.

Pero lo que es más drástico es que al entrar él a la silla de director -antes era un fantasma atrás de las decisiones de Irving Berlín Villafaña-, con gran dolo eliminó dos convocatorias que servían para estimular al gremio literario: El Premio Internacional de Poesía “Mérida” y la Convocatoria del Fondo de Apoyo para la Producción Editorial. Y sigue la mata dando, ya que si hacemos un análisis profundo de su gestión veremos que existen muy pocas actividades literarias en la ex Capital Americana de la Cultura, como si éstas no fueran de gran importancia para el desarrollo de las artes. Ante ello me cuestiono: ¿no los mismos creadores requieren de escritores para que se hable, en los medios de comunicación o plataformas digitales, de sus obras y así seguir ganando becas y dádivas del Gobierno?.

Este señor, que sólo sirve para las fotos y levantarse el cuello de la labor que hacen otros, debiera ser cesado y vetado para ocupar este u otros cargos (en el futuro), pues bien se sabe de sus “refinados gustos” en los diversos rubros de la creación artística, más si se tratan de los escénicos o plásticos.

No obstante, muchos nos criticarán por señalarlo; otros, los más beneficiados con su puesto, nos dirán que estamos dolidos; y los más porros, con su gran soberbia, dirán que ha sido un gran funcionario cultural que ha renovado las artes de la capital yucateca. Pero la realidad es que los literatos hemos quedado en el olvido de este señor y, por consiguiente de las autoridades municipales, lo que nos da una idea de lo que puede pasar de llegar Mauricio Vila Dosal a la gubernatura de Yucatán, por eso y mucho más, exhortamos a nuestros camaradas a pensar concienzudamente su voto en la próxima contienda electoral y exigir, en su momento, a mejores timoneles en los barcos de las artes y la(s) cultura(s).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s