Por quién votar en Yucatán, he ahí el dilema | Armando Pacheco

Cuando vemos, escuchamos y leemos en los medios masivos de comunicación -muchos pagados con el erario público y/o usando sus famosas fundaciones para continuar su andanza para engañar a la gente- las columnas de sus colaboradores a favor o en contra de algún partido político en específico, lo primero que nos viene a la mente, al menos en mi caso, es, ¿y ahora por quién votamos?

Esta interrogante, al menos acá en Yucatán quizá sería sencilla contestar si vemos las acciones de uno u otro gobernante a lo largo de las últimas décadas.

En mi caso me ha tocado vivir la supuesta transición del PRI al PAN y el regreso del primero al Gobierno de Yucatán. A pesar de no comulgar al cien por ciento con el tricolor, debo reconocer que con él, al menos en Yucatán, los que menos tienen han tenido un poco de esperanza, mientras que con el blanquiazul se ha vivido un aumento e incluso en la violencia y el tráfico de drogas químicas, principalmente el crack.

Sin profundizar en el tema, hay que hacer un análisis profundo de qué le conviene más a Yucatán y, en mi opinión, es vislumbrar por dónde están las mejores propuestas para que esta entidad, calificada como una de las mejores para vivir, no lacere su tejido social.

Ya está demostrado que al Partido Acción Nacional sólo le interesa el bienestar de sus aliados, esto es, el de los empresarios y de los que más tienen. Sólo hay que voltear a ver las acciones de el alcalde de Mérida con licencia, Mauricio Vila Dosal, que incluso condonó, recientemente, el predial a aquellos dueños de viviendas verticales del norte de la ciudad; tiempo atrás, en la administración de Patricio Patrón Laviada hubo derroche de dinero para promover turísticamente a la entidad pero sacrificando al campesinado y otras actividades como la pescadería y ganadería, al no ser por los cuates del entonces gobernador.

En contraste, y hablo desde mi experiencia de vida, Víctor Cervera Pacheco, a quien se la ha acusado de muchas cosas pero menos de abandonar a los campesinos, promovió, entre otras leyes, las que benefician, e incluso en la actualidad, a los discapacitados, mujeres maltratadas, niños en el abandono; todos estos programas retomados por la federación y hoy ponderados a nivel nacional.

Sin duda, existen los altibajos y con ellos la administración de Ivonne Ortega Pacheco tan criticada e incluso por priístas por sus excesos y gustos “faranduleros”. Poco daño a comparación de Patrón Laviada.

No obstante, hay que reconocer que en el período de Rolando Zapata Bello Yucatán ha destacado en diversos rubros como por ejemplo, la producción agrícola, ganadera, pesquera, el turismo cultural; además de la seguridad y el empleo.

Entonces ¿por quién votar en este 2018 en Yucatán? La población deberá decidir de acuerdo a sus vivencias; es, el pueblo, quien deberá analizar quién le ha trabajado bien y quién lo ha abandonado. Yucatán no es la nación. Juzgar al PRI-Yucatán como al PRI nacional, no sería justo, como no lo sería desdeñar lo bueno del PAN, aunque hoy día sea lo menos.



Categorías:ARMANDO PACHECO, IDEAS DEL DIRECTOR, OPINIÓN, POLÍTICA, YUCATÁN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: