De bandas, bandidos y bandoleros | Jorge Lara Rivera

Aunque la noción hegeliana del inconsciente colectivo ha caído en desuso y cada vez va quedando más y más relegada en la antropología social, psicólogos postJungianos reivindican ese concepto de primigenia raigambre freudiana, enfatizando su influjo en los lapsus linguae o mentales del individuo, como jugarretas del inconsciente (las cuales van desde la enfermedad psicosomática –como las alergias– a la contradicción corporal que delata la falsedad en sutiles gestos involuntarios) a la mentira consciente. Tal vez por ello o por la desdeñosa superficialidad que acostumbra su mercadotecnia reduccionista, pese a la mitomanía del velocirraptor Ricardo Anaya Cortés, algo de verdad escapa en los más recientes ‘spots’ del frente PAN/PRD/PMC. Aprovechando las imágenes del ‘palomazo’ que se echó con un grupo musical, el audio que quiere construirle trayectoria de versatilidad (políglota, valiente, hombre de familia, con roce con celebridades mundiales, talento artístico) apunta que por más intentos, de afuera y adentro, por dividirlo “el PAN es ahora más fuerte que nunca” y aunque se diga que la banda está desunida, en realidad el cartel que denominan ‘Por México al Frente’ avanza. He ahí una revelación involuntaria.

De tal suerte, cuando en esos ‘promos’ se niega que la banda esté desunida, en realidad se confirma la auto percepción que de sí posee esa camarilla cupular formada con lo más deleznable –los inexplicables millonarios Ricardo Anaya Cortés (PAN), Alejandra Barrales Magdaleno (PRD) y Dante Delgado Rannauro (Mov. Ciudadano)– de partidos que carecen de bases y prácticas democráticas –¿a quién engaña el circo montado con paleros que fingen ser aspirantes a la candidatura PRDista en la CDMX? Pero tanta banalidad no alcanza a borrar lo que sí se ha constatado de Ricardo Anaya: que acostumbra ‘manosear’ datos y acomoda las frases como mejor le conviene para desinformar –su más reciente fechoría fue con el fallo del TEPJF (controlado por PANistas desde un Poder Judicial ultraconservador) donde no se entró, en ningún momento, al análisis de la materia de lo denunciado en prensa –ni se pronunció– sobre su celerísimo y no explicable gigantesco caudal (más de 697 millones de pesos, incluso cuentas bancarias en el extranjero a través de su parentela política como prestanombres) que ocultó una y otra vez en sus declaraciones patrimoniales y su “3de3”; para ‘promos’ con la complicidad del racista tecnócrata Lorenzo Córdova Vianello (INE) descontextualizando dichos de periodistas en entrevistas, para simular que la sentencia lo exoneraba. Que sin escrúpulo chantajeó al Poder Legislativo amenazando parálisis respecto al Presupuesto 2018 para que no se le investigara oponiéndose al ‘pase automático’ del titular de PGR a Fiscal General de la República omitiendo que la reforma que lo permitía (16º artículo transitorio del Artículo 102º Constitucional) se aprobó el 5 de diciembre de 2013 por mayoría calificada, con su propio voto y apoyo del PAN cuando él era presidente de la Cámara de Diputados. Ni que se publicó (Diario Oficial) en febrero 10 de 2014 y en 4 años nada dijo. También calló que esa misma reforma al rediseñar al Ministerio Público federal y darle autonomía, aprobó otro transitorio, reduciendo de 85 a 65 los votos necesarios para que el Senado nombrare al primer fiscal. Su sabotaje al Sistema Nacional Anticorrupción se explica por sí solo.

Se sabe que arribó a la presidencia del PAN con acarreo, falsificación del padrón, financiamiento ilegítimo (como el de Guillermo Elías Padrés) y que ha manipulado Francisco Garrido Patrón, otrora gobernador de Querétaro; Rafael Moreno Valle Rosas que lo introdujo en la política nacional; Gustavo Madero Muñoz, dirigente panista a quien ‘chamaqueó’ luego que le ayudó a hacerse de la dirigencia partidista, y a Margarita Zavala Gómez del Campo. Con su cuento de darnos a todos los mexicanos un ingreso básico universal (2 mil pesos mensuales) a cada uno de los mexicanos (entre 125 y 152 millones) que quiere hacer creer con el supuesto de que la idea está respaldada por 3 Nobel de Economía, entre ellos Milton Friedman, se dispone a traicionar ahora a toda una nación.



Categorías:Jorge Lara Rivera, OPINIÓN, POLÍTICA

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: