Natural y previsible. Campañas de los Mau-Mau | Dulce María Sauri Riancho

“Natural” y “previsible” son dos adjetivos que propongo como guía para diseccionar la postulación de los candidatos a gobernador del PRI y del PAN. Nunca como ahora comenzó tan tempranamente la carrera partidista por el palacio de la 61. En las dos principales organizaciones políticas de Yucatán, después de julio de 2015 funcionarios recién nombrados y legisladores dieron inicio a una frenética actividad, bajo el manto del cumplimiento de sus responsabilidades de gobierno y de trabajo legislativo. Por el PAN, al alcalde de Mérida se sumaron pronto los diputados federales y senadores de ese partido, además de su rehabilitado expresidente municipal, que pudo resistir los obuses internos que le lanzaron por el asunto de las luminarias. En el caso del PRI, los secretarios de Educación, Gobierno y Desarrollo Social compartieron reflectores con el delegado de la Semarnat y cuatro diputados federales yucatecos, todos ellos bajo la conducción política del gobernador Zapata Bello. La época de las definiciones los alcanzó en la tercera semana de Adviento. Primero fue el PRI, el jueves, y después, apenas el domingo pasado, el PAN. Se trata exclusivamente de los aspirantes a la candidatura de gobernador. A partir de esa “revelación” vendrán en las próximas semanas las otras candidaturas: senadores, diputados federales, locales y ayuntamientos en los municipios más poblados de Yucatán.

Después de la presidencia de la república, la gubernatura es la incógnita más intrigante de despejar para los ciudadanos yucatecos interesados en la política. Se da por sentado que todo lo demás girará en torno suyo. PRI y PAN optaron por el acuerdo. El PAN yucateco, otrora orgulloso de su activa vida interna, aceptó que fuera un reducido grupo de “líderes políticos” (senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, Diario de Yucatán, p. 3, sección Local, lunes 18 de diciembre) el que tomara la trascendental decisión. Por su parte, el PRI abrió un intrincado proceso de negociación entre aspirantes que, por lo que trascendió a los medios de comunicación, no estuvo exento de tensiones y raspones, aun cuando en fotografías y vídeos imperaron las caras amables. En la recta final, el partido gobernante dio intransmisible a ocho interesados, en tanto que el PAN lo hizo con cinco.

Jorge Carlos Ramírez Marín (JCRM) se presentaba como el candidato natural del PRI. Político forjado localmente, con una larga trayectoria partidista y legislativa, había conocido la derrota y había sabido continuar hacia adelante. Siempre de buen talante, hábil negociador y excelente orador, parecía que el presidente del Congreso de la Unión iba en caballo de hacienda hacia la ansiada candidatura. Decían los conocedores de los vericuetos del PRI, que sólo una encomienda presidencial o del precandidato Meade podrían apartarlo de su propósito de gobernar Yucatán.

Era previsible, señalaban los expertos, que la candidatura recayera en quien aparecía como el más competitivo. “Natural y previsible”, así se percibía su postulación de JCRM apenas el miércoles. Pero el jueves todo cambió. Confieso a l@s lector@s que, a una semana de distancia, no logro entender qué situaciones o qué razones pudieron orillar al PRI a seguir un camino distinto al que parecía más accesible y seguro. El hecho es que, sorpresivamente, Mauricio Sahuí Rivero emergió como el aspirante de consenso para obtener la candidatura a gobernador por el PRI. La trayectoria del funcionario de 41 años está sólidamente relacionada con la del gobernador Zapata Bello. Baste recordar que con apenas 24 años, en el año 2000, fue el coordinador general de la fallida campaña a diputado federal del actual mandatario. Mauricio Sahuí ganó un distrito local de Mérida, el VII, en 2010, y en 2012, el III distrito federal, feudo del PAN que precisamente el actual gobernador se encargó de romper en 2009. Dio resultados como secretario de Desarrollo Social en los programas de combate a la pobreza, justamente cuando José Antonio Meade era el titular federal. Acción Nacional puede equivocarse seriamente si olvida la estructura electoral que mantiene el PRI, bien aceitada, o si menosprecia la experiencia y habilidad de Sahuí para ganar elecciones.

En cambio, el PAN optó por el aspirante “natural y previsible”: Mauricio Vila. El alcalde de Mérida se mantuvo siempre adelante en las preferencias panistas. Una vez desvelada la candidatura priista, quedó despejado el camino para buscar “la grande”, a cambio de dejar vacante la presidencia municipal. Las sonrisas de las fotografías en los periódicos del lunes pasado presagian un acuerdo que abra paso al triunfo de Vila y, de encima, al retorno de Renán al palacio de la 62. Otras piezas panistas, entre ellas la fórmula al Senado, tendrán que ser acomodadas para que el conjunto azul avance como equipo en la próxima contienda. Mal haría el PRI si pretende ignorar la penetración del aspirante panista más allá de las fronteras meridanas.

Dicen que los ganadores de una elección son quienes cometen la menor cantidad de errores. Los perfiles de los Mauricios, Sahuí y Vila, auguran una campaña fincada en el debate y en las propuestas. Compartir nombre es un buen comienzo. Si tomamos sus primeras tres letras, tendremos a los Mau Mau, que fue una organización tribal de guerreros bravos y cohesionados, que obtuvieron la libertad para su pueblo, Kenia, tras años de luchar contra el imperio británico. Ojalá que los mau-mau yucatecos reivindiquen la política de altura y compitan entre sí poniendo por delante los intereses de quienes vivimos en esta tierra.

FUENTE: DULCE MARÍA SAURI

ENLACE: http://bit.ly/2kXiPVe



Categorías:DULCE MARÍA SAURI RIANCHO, POLÍTICA, YUCATÁN

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: