¿Cómo se prepara una elección de Estado? | Mario Caballero

Una vez que el PRI aprovechó el desgaste de los dos sexenios panistas alternantes, después que en el 2000 el hartazgo popular lo sacara de los Pinos mediante las elecciones, el tricolor, al profundizar los planes que demandaba el imperialismo yanqui y las transnacionales del planeta, no expresó un regreso triunfal.

Peña Nieto pudo mantenerse estable los primeros años por el agotamiento de los gobiernos panistas y los pactos en el congreso con los principales partidos del régimen.

Contaba con el apoyo del empresariado nacional, en tanto cumpliera las expectativas de crecimiento económico prometidas a todos con las Reformas Estructurales. Sin embargo, este deseo no se materializó, pues durante el sexenio un crecimiento promedio fue de 2% aproximadamente, lo que dejó mal a Peña Nieto con los barones de la industria del país.

En relación a los trabajadores, profundizó el ataque sus derechos laborales orquestado desde los gobiernos de Fox y Calderón, imponiendo un récord de crecimiento del trabajo precarizado que pegó duro al salario, prestaciones sociales y a la estabilidad laboral.

Al mismo tiempo, la represión y la militarización –con su cauda lamentable de ejecuciones, asesinatos, desapariciones y ejecuciones a los derechos humanos–, y los sonados casos de corrupción que envolvieron al gabinete (evidenciando el rol cómplice de las instituciones de de “justicia” y fiscalización pública), alejaban cada vez más al PRI de un eventual triunfo electoral en el 2018.

Con este escenario, las elecciones para gobernador en el Estado de México pronosticaban que el PRI podría perder su principal bastión (y donde está el feudo de poderoso grupo Atlacomulco), y permitir que el Morena de López Obrador ganara en esa entidad.

El triunfo del PRI en el Edomex con una estrategia electoral del Estado – como se vio abiertamente-, donde el INE y el TRIFE le permitieron una serie de violaciones a lay electoral, fue el ensayo de laboratorio que piensa repetir a escala mayo en el 2018.

Malabares políticos de una elección de Estado

Primeramente, Peña Nieto y la élite de su partido tuvieron que soldar su frente interno para preparar las elecciones presidenciales. Para ello, en agosto realizaron de la 22 Conferencia Nacional del PRI para eliminar la posibilidad de que los grupos internos surgiera alguna propuesta de candidatura. Al mismo tiempo que abrían los candados que impedían la postulación de candidatos no priistas. Por lo que esta medida iba con dedicatoria a José Antonio Meade, en aquel entonces Secretario de Hacienda, que no estaba desgastado ante la gran población descontenta con el PRI. Medida que reforzaron asegurándose el disciplinamiento institucional de los sectores opositores, que amenazaban con abrir una importante crisis en la Asamblea Nacional.

Cuatro meses después, hicieron el clásico “destape de Meade acompañado de la tradicional “cargada”, donde de pronto todos reconocían las inmensas cualidades de este pro-hombre (cuya mayor cualidad fue aplicar medidas como el gasolinazo y administrar el manejo oculto de los recursos del gobierno central con los estatales donde gobierna el PRI).

Pero para tener mayor seguridad, Peña Nieto y Videgaray –los dos hombres claves del gobierno y del PRI– necesitaban enfriar las aspiraciones, tanto del priísta con más fuerza dentro del partido para ser candidato (Osorio Chong), como de la ex dirigente del PRI, Ivvone Ortega. Y como manda la vieja “liturgia” priista, tanto Chong como Ortega renunciaron a sus aspiraciones, y pasaron a reconocer las hasta antes no reconocidas grandes cualidades de Meade, disciplinándose así a las formas en que el PRI resuelve las designaciones de sus candidatos.

Pero preparar unas elecciones superiores a las del “triunfo” en el Edomex, requiere de algo más contar con la disciplina de los de casa. Se necesita contar con un control a nivel nacional de las instituciones como el INE, TRIFE, la SCJN y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), que recientemente dio carpetazo al caso Odebrecht que investigaba el la corrupción de Emilio Lozoya Agustín cuando estuvo al frente de PEMEX, para conseguir el 45% de los votos en el 2018 (24.7 millones).

De esta manera el PRI llegaría la campaña con una exoneración oficial que busca evitar manchar su campaña.

Sin embargo, no es una tarea fácil partiendo de que ocupa el tercer lugar en las preferencias electorales, pues tendría que conseguir 5.59 de votos más que los obtenidos por Peña Nieto antes de que éste se desgastase tanto políticamente y que tiene hoy el PRI en el tercer lugar de las tendencias de voto.

Primeramente, tiene que asegurar a su aliado del Partido Verde mediante mayores concesiones de poder, no sólo en Chiapas donde este partido gobierna hoy. Por eso bajo el registro de la alianza “Meade, ciudadanos por México”, el PRI le otorga al verde siete candidaturas al Senado.

Y como parte de la “operación cicatriz” que el PRI esté realizando con sus inconformes internos y sus enemigos políticos, después de que el Poder Judicial de la Federación y la PGR, permitieran que la cacique magisterial Elba Esther Gordillo abandonara la cárcel para cambiarla por presión domiciliaria, el PANAL (el partido creado por Gordillo), se integró esta alianza electoral recibiendo cuatro candidaturas del Senado.

De esta manera el PRI busca asegurarse el voto del magisterio llamado “institucional” cuyos dirigentes avalaron la reaccionaria reforma educativa.

De esta forma, subordinando a las instituciones del Estado, el PRI se prepara para cometer todas las triquiñuelas conocidas (y otra por conocer) que le permitan, primeramente, hacer una campaña violatoria de la ley electoral (como empezó hacerlo con los spots de Meade que la ley no autoriza al ser candidato único), y después recurrir a cualquier forma de fraude.

Sin embargo, un gobierno tan desprestigiado como el de Peña Nieto, esta vez puede catapultar el descontento popular que existe a nivel nacional, si el fraude es muy notorio. La situación abierta en Honduras después de las elecciones en ese país, son una muestra de lo de aquí mencionamos.

FUENTE: LA IZQUIERDA DIARIO

ENLACE:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s