Insurrección en las redes sociales | Jesús Peraza Menéndez

Con el tiempo dejó la presidencia de ser la troqueladora de la “veracidad informática”, lo “normal”, “la realidad”, la emisora y moderador autoritario. La tarea pasó a los medios con los grandes propietarios beneficiarios de las rentas nacionales de los que los políticos se volvieron empleados o socios. No sólo inventan al candidato oficial sino son el gran elector, el presidente resulta de la combinación de mucho dinero con control monopólico de los medios de comunicación. Jenaro Villlamil, lo llamó el “Telepresidente” como la elaboración de una mercancía. Era el tiempo de la era paleolítica del “homo videns” o el televidente adicto cuya vida se la dictan los contenidos de la barra de programación. La televisión es un habitante activo en el hogar que además les indica a todos cómo deben vivir “correctamente”.

Cuando se vuelven un sistema complejo múltiple –multimedia- con el avance de la computadora del espacio cibernético que hace ingresar al usuario simultáneamente en la comunicación como receptor, que como actor activo dejó de ser parte insignificante de la anónima opinión pública medida por sus síntomas de tranquilidad o alteración colectiva las tendencias mediadas con estadísticas de aceptación o rechazo en la medida en que se uniforman las conductas con la cultura consumista, es psicología aplicada con telecomunicaciones.

Todo esto es arcaico para mi nieta de nueve años. Es un mundo que apenas conoció la denodada pintora, escultora, escritora, quien es experta en la multimedia, la mantienen en comunicación con una red de amigas y amigos sin sexismos, con sus padres y maestras que viven esta prisa abarcadora de sus vidas en jornadas laborales, ocupados, angustiados para resolver necesidades existenciales, indispensables. Es la vida de los trabajadores y las clases medias con aspiraciones de estabilidad en medio de la inseguridad.

El presidente Rajoy de España culpa a las redes sociales en Internet, de estar “auspiciadas por Venezuela y Rusia contra la integridad del reino español”. También de causan la lucha autonomista de los catalanes iniciada cuando se fundó el reino actualmente neoliberal. Una élite privilegiada reina sobre cortesanos y masas despreciadas de trabajadores, las que obedecían hasta perder toda capacidad de gobernarse con el generalísimo Francisco Franco, dictador católico que sustituyó a la monarquía. La comunicación estaba totalmente controlada, en cadena nacional un monopolio como cualquier otro eliminando autoritaria y automáticamente todo competidor.

Ahora Mariano Rajoy coincide con Enrique Peña Nieto. Acusan del fracaso de su autoritarismo a las redes, a los enemigos del reino neoliberal, a los venezolanos. A los rusos que alteran sus audiencias pasivas, los critican y desafían como el movimiento catalán autonomista. O la realidad de la crueldad criminal del gobierno de Enrique Peña Nieto, que además de incrementar la deuda, saquear, desfalcar del cinismo criminal de los priistas con sus comparsas del PAN y el PRD, ha producido más muertos que en una guerra, reprimiendo toda oposición política para consumar un nuevo fraude electoral.

Peña Nieto habla de la amenaza del “populismo” sobre su modelo inhumano dictado por las trasnacionales monopólicas. Rajoy y Peña Nieto coinciden en la lucha que enfrentan más allá de los partidos en las redes sociales que los denuncian, porque a veces se vuelven insurrección popular que no han podido detener, son nuevas formas revolucionarias que no sustituyen la indispensable organización consciente cotidiana pero la ayudan sin duda alguna. Lo veo en mi trabajo diario con trabajadores en comunidades mayas, en zona urbana y rural. Los más jóvenes, pocos incluso, me siguen en Por Esto! Quizá habría que pensar en organizar como Lenin el “Iskra” ( la Chispa), el periódico organizador de las resistencias políticas con los trabajadores y trabajadoras en las redes…

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s