MORENA-Yucatán y los malos hábitos de la política y el poder | Jesús Solís Alpuche

Fui invitado por un grupo de cerca de 50 Ciudadanos que se acreditan como militantes de Morena y se han integrado en un Comité de Transparencia y Democracia en Yucatán, porque consideran afectados sus derechos partidistas, y en un documento, dirigido a las “autoridades” de Morena, a la militancia y a la opinión pública, sin firmas ni dirección, en rueda de prensa hicieron constar su DESACUERDO con la designación de los “Coordinadores de Organización Territorial” en Yucatán, “ya que no se les dio ninguna oportunidad a la militancia de una participación democrática”.

La interpretación que se le dio a la selección y nombramiento de Representantes y Coordinadores de Organización en Morena, para reforzar las labores de construcción en la estructura territorial, (y el rumor que dicha selección sería traducida en candidaturas, en todos los niveles), desató desde que se estableció por disposición del Consejo Nacional el 9 de julo, una ola de protestas internas en todo el país, por la inevitable reproducción del sistema vertical de designación, sin consultar a las bases.

Para la realización de esta encomienda en Yucatán se giró un documento, sin identidad partidista ni firma, en que se establecían varios compromisos a los aspirantes que resultaran designados, advirtiendo, que no recibirían ningún apoyo económico para las tareas de recorrer y promover, dentro de la ley el proyecto de morena, en todas las secciones y domicilios de la zona en que les corresponde como Coordinador; suponiendo que de camino, también podían promover sus precandidaturas, como en efecto varios de estos Coordinadores vienen haciendo: Es obvio, que con las expectativas de una precampaña y precandidaturas en los diferentes niveles, como se hizo suponer a todos, quienes aún no superan la lucha del poder por el poder se embarcaron en una aventura de simulación, puesto que la ley electoral no permite precampañas ni precandidatos hasta la fecha. Primer error del Comité Estatal de Morena y sus enlaces nacionales en materia de dirección.

Estas elecciones son importantes, dado el hartazgo que tiene la población de este sistema-gobierno, incluyendo toda la clase política y en especial el PRI. Afortunadamente termina el sexenio; aunque deja el país en ruinas, con las desigualdades sociales más grandes del Continente, con multitud de homicidios (23,000 FC. 104,650 en sexenio, 16,500 este año), desaparecidos (Ayotzinapa), secuestros, extorsiones, fosas clandestinas y violación de DDHH (120 asesinatos de defensores y ambientalistas, periodistas asesinados 30), con una cínica corrupción (lugar 123/190) (2% PIB; inseguridad 1%) e impunidad, con la destrucción del tejido social, de la ecología y con el entreguismo hacia el exterior, ahora más adverso. Descarado fraude electoral aceptado en Edomex y burla y desacatos a la figura de los fiscales anticorrupción y delitos electorales.

En su escrito, el grupo, al que acompañé el sábado, porque no se les presta atención además de ser amenazados con la suspensión de sus derechos partidistas, porque acusan a la enlace nacional Katia Meave, supuesta mano derecha de López Obrador en Yucatán, (post registro de Morena como partido el 9 de julio de 2014), ser la responsable del manejo de recursos, para controlar al Partido en el reparto de cargos e impulsar, o permitir que algunos consejeros y coordinadores que reciben subvención del partido, “salten de sus cargos para convertirse en virtuales candidatos”. Se menciona a varios consejeros que participaron en la Asamblea del mes de agosto y se autoeligieron, lo mismo que a los coordinadores distritales, Roger Aguilar y Alejandra Novelo como posibles violadores del art. 3º. Fracción “f” del Estatuto de Morena, por el uso de recursos públicos para imponer, manipular la voluntad de otros, lo que significa fomentar la corrupción y entreguismo.

En publicación del 19 de septiembre, en su https://desdeelsureste.wordprees.com Mario Mex, presidente de Morena, dice que Yucatán fue de los pocos, quizás el único Estado que se dio a la tarea de organizar reuniones de trabajo, (en las localidades) para acordar por medio del Consejo Estatal el seguimiento a los Acuerdos nacionales. Hace público que desde el mes de agosto hasta la fecha en algunas poblaciones se continúa con reuniones de información y recepción de propuestas en los municipios. Subraya que desde ahí los integrantes de los comités seccionales nos hacen llegar propuestas sobre quiénes quieren que sean sus coordinadores, y en algunos casos a nivel distrital. También publica que en “distritos locales y federales, en Mérida y demás municipios se emitieron convocatorias por escrito y difundieron en las Redes Sociales y entre la militancia”, lo cual se realiza conforme a los Estatutos, Plan de Acción y Programa de trabajo del Partido basados en el Acuerdo Nacional.

Debo decir, bajo mi responsabilidad, que esta declaración oficial de Morena-Yucatán, puede ser vista como aceptable burocráticamente. Pero a mi criterio no resiste análisis, más que de acuerdo a la cultura y prácticas políticas impuestas a base de simulación y complicidades para más de lo mismo. Y sostengo que NO debemos autoengañarnos con el que somos la Esperanza de México en la lucha por el Cambio Verdadero si seguimos aceptando el centralismo, porque en la mente partidista, prevalece la “autoridad” hasta para dirigirnos a los representantes estatales de Morena, así como la pretextual “incondicionalidad” de apoyo hacia Andrés Manuel, para que atienda acusaciones en contra de sus colaboradores.

Por eso sugiero al “Comité de Transparencia y Democracia en Yucatán”, cuyo papel considero de importancia para la transformación del Estado, que hagan por cambiar su visión política respecto al sustento de su discurso, del Partido y el Movimiento, que si es de Regeneración Nacional, hemos de cambiar ideas, conceptos y prácticas políticas. Hay que remontar el maniqueísmo y el maquiavelismo, para poder cambiar el modelo de desarrollo político social impuesto por el PRI en los últimos 88 años. Hay que reivindicar la connotación de la palabra política. Todos los seres humanos somos políticos producto de circunstancias, no somos buenos ni malos. Hoy vivimos un acelerado proceso de reacomodo en la correlación de fuerzas liberales, entre la liberación y la dominación, tenemos que optar por la Liberación que ha de venir del empoderamiento del pueblo, y no del poder que da el dinero. Para esto, no hay otro medio que justifique la política, que la formación de una nueva conciencia ciudadana y popular, una nueva cultura política sustentada en los derechos económicos, sociales y culturales de todos.

CONTACTO DEL AUTOR: chantzacan@hotmail.com

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s