Violan autoridades de Hunucmá, Yucatán, el Artículo 7 de la Constitución mexicana y el 19 de los Derechos Humanos

De acuerdo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que rige a la nación, en su artículo séptimo: : “Es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio. No se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares, de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios y tecnologías de la información y comunicación encaminados a impedir la transmisión y circulación de ideas y opiniones.

Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni coartar la libertad de difusión, que no tiene más límites que los previstos en el primer párrafo del artículo 6o. de esta Constitución.

En ningún caso podrán secuestrarse los bienes utilizados para la difusión de información, opiniones e ideas, como
instrumento del delito.”

Lo acontecido el miércoles 25 de octubre próximo pasado en el municipio de Hunucmá, en el estado de Yucatán, no sólo violenta este artículo constitucional sino que va más allá: trastoca el Artículo 19 de la Declaración de los Derechos Humanos donde  se especifica: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Las autoridades de Hunucmá, en consecuencia, cometieron delitos graves en la detención del director de este medio de información, el escritor y periodista Armando Pacheco, su colega, Gianni Castro Casanova, director de El Observador Yucateco y del reportero Arturo López Trejo, quienes acudieron, los dos últimos como repartidores de periódicos y el primero como acompañante, por lo cual habla de la forma en que se gobierna en esa demarcación de Yucatán, hoy a cargo del señor Alberto Padrón Romero, quien sería el responsable absoluto de represalias físicas contra estos representantes de la comunicación.

Es menester que este hecho sea considerado por los legisladores del  Estado de Yucatán ya que no se puede vulnerar el derecho a la Libertad de Expresión de manera impune, por lo cual se debe hacer un exhorto al alcalde de Huncmá, Yucatán para que actos como estos (el levantamiento de periódicos y de repartidores, así como privación momentánea de la libertad) no se repitan ni allá, ni en otros pueblos de la entidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s