Los niños, los más afectados entre los refugiados rohingyas | Janira Gómez Muñoz

Un informe de Unicef indicó que el 58% de los desplazados rohingyas en Bangladesh son niños que sufren malnutrición y están expuestos a grandes peligros. Por ello, la UE instó a Birmania que permita la llegada de ayuda humanitaria.

Según un estudio de campo realizado por Unicef, el 58% de los casi 600.000 rohingyas refugiados en Bangladesh son niños que, desde su desplazamiento forzoso desde Birmania, padecen condiciones precarias, no tienen suficiente comida ni agua potable, y están expuestos a enfermedades infecciosas.

El informe “Parias y desesperados: niños refugiados rohingyas frente a un peligroso futuro”, realizado por el jefe de comunicación de Unicef, Simon Ingram, se basa en el campamento de Cox’s Bazar -la localidad bengalí donde permanece confinada esta minoría musulmana, no reconocida por Birmania-.

“Es el infierno en la tierra, así lo describiría yo”, afirmó Ingram en Ginebra, durante la presentación del informe, tras haber estado dos semanas en Cox’s Bazar. Ingram recalcó que la situación es “desesperada, de miseria y sufrimiento indescriptible”.

Los datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) exponen que uno de cada cinco niños, menores de cinco años, sufre desnutrición aguda y unos 14.500 padecen malnutrición severa aguda. Una falta de alimento que expone a los niños a más enfermedades, y a la necesidad de “asistencia sanitaria urgente, de lo contrario hay gran riesgo de que mueran”, dijo Ingram.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la propia Unicef y organizaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF) piden ayuda médica. MSF advierte de que, si las condiciones en los asentamientos no mejoran, “acabaremos viviendo una emergencia de salud pública”.

Unicef impulsó una campaña de vacunación masiva contra el cólera, del que se beneficiarion 650.000 personas. También ha aplicado vacunas contra el sarampión y la polio. Pese a eso, Ingram insiste en que el riesgo de enfermedades contagiosas sigue vigente.

Simon Ingram: “No entrevisté a un solo niño que no me contara relatos horrendos”

Además de esta emergencia sanitaria, el informe destaca las consecuencias que pueda tener este conflicto en la integridad física y moral de los niños. Algunos, en sus dibujos, muestran los ataques que vivieron estando en Birmania.

“No entrevisté a un solo niño que no me contara historias horrendas de violaciones, personas degolladas, bombardeos y quema de casas antes de partir, y de disparos de francotiradores durante la huida”, relató Simon Ingram.

Sumado a eso, otros riesgos se están originando en el campamento de Cox’s Bazar, según el jefe de comunicación de Unicef. Pese a que el número de niños no acompañados disminuyó a 800, “el campo de refugiados es tan enorme y hay tanta gente hacinada que los niños se pierden todo el tiempo”.

Y el trabajo infantil: “Empiezan a surgir pequeños puestos de venta de enseres o de comida, o pequeños intercambios comerciales donde los niños están totalmente implicados”, dijo.

Unión Europea: “Los ministros subrayaron la necesidad de una detención inmediata de la violencia”

Días antes de la presentación del informe de Unicef, la Unión Europea -a través de su representante de Política Exterior, Federica Mogherini- pidió a la consejera del Estado de Birmania, Aung San Suu Kyi, que ponga fin a la violencia.

“Los ministros subrayaron la necesidad de una detención inmediata de la violencia, acceso completo de la ayuda humanitaria al estado de Rakhine y el comienzo del proceso para el retorno de los refugiados desde Bangladesh”, solicitó también el Servicio Europeo de Acción Exterior, en un comunicado.

Desde el 25 de agosto, al menos 600.000 rohingyas han huido desde el estado de Rakhine hacia Bangladesh, a raíz de la represión del Ejército y la Policía, desatada por el ataque de algunos puestos de seguridad birmanos. Las agencias humanitarias, según Rakhine, no han podido entrar en la región desde entonces.

Este conflicto también estuvo en la agenda de la novena cumbre D-8 celebrada en Estambul, de la Organización Cooperación Económica de los Ocho países en desarrollo.

En ella Turquía y Bangladesh, países miembros, coincidieron “con opiniones idénticas” sobre cómo solucionar esta crisis, “para que sea el regreso sostenible y la repatriación de la comunidad desplazada, desposeída de sus lugares de origen en la patria de Rakhine, con derechos que incluyan la ciudadanía birmana y las libertades fundamentales”.

FUENTE: FRANCE 24

ENLACE: http://bit.ly/2ywbFQj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s