Rupturas y alianzas en la izquierda (mexicana) | Jesús Solís Alpuche

Septiembre, “mes de la Patria” aceleró el proceso electoral en 2018, a favor y en contra de un cambio necesario de régimen a la vista. Las crisis cíclicas y recurrentes del capitalismo, impactan en nuestro país, como uno de los más ricos en recursos naturales de la región. Y, aunque por todos los medios se trata de negar o matizar, el choque de las ideologías se radicaliza. Posiciones de derecha e Izquierda se evidencian mejor.  Choque de intereses y derechos globales contemplados en el sistema liberal de los Estados-Nación, imposibles de cumplir en el modelo impuesto con el capitalismo radical. Frente al cual se fortalece la esperanza popular, dentro del proyecto de Unidad y Prosperidad del Pueblo para un cambio verdadero, que desde el día 3 el Movimiento encabezado por López Obrador. destacó en el Monumento a la Revolución en Ciudad de México.

1.- Según Alejandro Encinas, (expresión de la Izquierda Histórica) la disputa, y el pacto por la integración del órgano de gobierno del Senado, que realizan para tomar la Mesa Directiva, fracturando de camino los grupos parlamentarios, el tapete de negociaciones de los puntos más controvertidos de la agenda legislativa de este período de sesiones, como es el nombramiento del fiscal general que Peña seguirá buscando imponer (Raul Cervantes) y la Ley de Seguridad que implica la militarización del país es el preámbulo de la crsis. En la Cámara de Diputados la fracción priista “arrendaron diputados” al PVEM para impedir el paso de morena como tercera fuerza legislativa. Las complicidades ya son públicas y abiertas. Los neoliberales van por todo. La simulación es un recurso remontando. Se naturaliza el cinismo del mercado político, la conveniencia y el oportunismo para obtener y/o, conservar el poder a como dé lugar. Los compromisos con la oligarquía multinacional de entregarles el país son a fondo. Por eso, su primera apuesta es el control en el Legislativo, para aprobar una Ley de Seguridad a modo.

2.- El síntoma de descomposición política, determinada por el impacto de la economía global también afecta a la izquierda, (PRD) cuyo proyecto histórico una vez más se desdibuja y confunde, al hacer frente común con el PAN,  (cuyo proyecto coincide con el del PRI, en buscar cambio sólo de personas en el poder) con miras a las elecciones de 2018, naturalizando el mercadeo político, en el que se intercambian concesiones, sin propósitos sociales ni populares. Esto no obstante, el último Congreso Nacional del PRD, autoridad por encima del Consejo realizado en días pasados, dispuso que la alianza sea con la izquierda, o sea con Morena: el Movimiento de Regeneración Nacional. Es evidente que como dice Pablo Gómez Álvarez otro referente de la Izquierda mexicana “La crisis en el PRD, en realidad es la bancarrota política de sus representantes formales, que administran, pero no dirigen, quienes mercan, pero no luchan…”

3.- Pablo Gómez, carta dirigida públicamente a Alejandra Barrales, actual cabecilla del PRD, le dice: “No tienen derecho para negociar una alianza con el PAN, para apoyar a un panista a la presidencia de la República, esto, porque evidentemente en la descomposición que las facciones que administran el PRD actualmente, no cuentan con un aspirante serio la candidatura y subraye: “Mi propuesta es la unidad de toda la izquierda, y además que el Partido apoye a determinada persona, (AMLO, como virtual candidato de las izquierdas) a la Presidencia del país, entendida esta candidatura de gran agregado popular y no sólo de los grupos dirigentes…”, que para mí, no ven, ni entienden el proceso que se está viviendo en México con nuevos actores, más allá de ellos como clase política y los partidos. Desde la Sociedad Civil: Organizaciones obrero-campesinas, jubilados y pensionados, Indígenas, Magisterio, universitarios, ambientalistas, jóvenes, mujeres y padres de familia organizad@s, participan activamente en la lucha y demandas legítimas de sus derechos económicos y sociales, arrebatados por las reformas llamadas estructurales pactadas.

4.- Y en efecto. En mi calidad de fundador del PRD en Yucatán, (con Ofelia Medina, como ciudadana y Humberto Sosa Pérez, (QPD) que el 5 de mayo de 1989, fuimos los únicos yucatecos que aprobamos la cesión del Registro del PMS al PRD, considero que la actual representación de este partido, no tiene derecho de manejar la voluntad de alianzas con el PAN, partido histórico de la derecha en México. El PRD, no tiene Registro moralmente hablando en el sistema electoral de la historia política de México. El registro que usa, proviene de las crisis recurrente del sistema político mexicano en los años 60-70; de las luchas que como hoy viene dando el pueblo mexicano, (incluso por la vía armada) En 1977 el gobierno implementa la estrategia de una Reforma Política. Ese año se otorga registro condicionado al Partico Comunista Mexicano, y otras organizaciones políticas, entre las que solo legalizan el PCM, el PST “socialistas” y el PDM “sinarquistas”, en las elecciones de 1979, supuestamente con miras a abrir espacios a la participación por la vía electoral que entonces sólo se resolvía en cogobierno, y en total oscuridad entre el PRI-PAN, (y el PPS y el PARM que justificaban públicamente las aberraciones del PRI cuando había necesidad)

5.- En las elecciones intermedias de 1979, el PCM alcanzó registro con más 760 mil votos. Ese mismo registro para ampliar el espectro electoral unitario de la Izquierda se lo cedimos al PSUM en 1982, que a su vez y con el mismo objetivo de darle un instrumento de lucha electoral al pueblo, se otorgó al PMS en 1987, y con el cual apoyamos la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas en el Frente Democrático Nacional (FDN). Después de cientos de asesinatos y el descomunal fraude, con el aval del PAN, en el Colegio Electoral de 1988 para imponer a Carlos Salinas de Gortari, en la Presidencia de México, el Registro del PMS, se le entregó en el Zócalo de la hoy Ciudad de México al PRD el 5 de mayo de 1989. El sexenio salinista cuesta al PRD cerca de 800 mexicanos asesinados. La dirigencia actual no tiene memoria. Esto, además que en XIV Congreso nacional realizado del 17 al 20 de septiembre de 2015, se aprobó alianzas con fuerzas sociales de la izquierda y por la democracia social, que al ser violentado, como Acuerdos protegidos en el INE, caen en el terreno de violencia contra la ley electoral. http://xivcongresonal.prd.org.mx/index.php/2-principal/33-4-impulsar-una-amplia-politica-de-alianzas Es posible que el INE pase esto por alto. Pero, aunque abandonamos al PRD en año 2000 por los coqueteos que su directiva que ya tenían en Yucatán con el PAN y su fracasado “cambio gradual” y hoy se repite la historia, aprovecho para recordarle a Eduardo Sobrino, (Consejero Vitalicio) que él llegó al PRD por mi conducto y del Movimiento del Pueblo Mexicano (MPM). No como otros que llegaron por vía del centralismo priista. Tiempo de definiciones; servir a los intereses familiares y grupos facticos de rodillas al proyecto económico neoliberal, dentro del modelo económico impuesto, o cumplir con el compromiso político social de la Izquierda histórica en Yucatán y México para el cambio de régimen.

CONTACTO: chantzacan@hoymail.com

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s