Lagrimones en la cunería o Lero, lero, candelero… | Jorge Lara Rivera

¿Recuerda que, con algo de sexismo, la sabiduría popular previene “Lágrima de niño y mujer nunca debes de creer”, basándose en que la causa del sentido llanto de los pequeños se olvida tan rápido como aparece otro objeto que capte su atención; y dado que la comunicación emocional entre féminas incluye a menudo lágrimas (de tristeza, de alegría y sin motivo)? Estos días lo ilustran “mirreyes” y vivales, cobardes y arteros. Lloriqueando, queriendo pasar por víctimas, van buscando embaucar al despistado con el cuento de “persecución” de que se dicen “víctimas”.

Ricardo Anaya Cortés, el falso campeón de la lucha anticorrupción quien en sólo 2 años pasó de “ceniciento” totalizando con su esposa un ingreso aproximado de 100 mil pesos al mes, a dueño de 308 millones de pesos, pese a 124 viajes a Estados Unidos; todo un “mártir”, verdadera “Magdalena” que presuntamente afronta las consecuencias de una supuesta valiente oposición al “pase automático” del actual titular de PGR a Fiscal General de la República. Excepto que el 16 artículo transitorio del Artículo 102º constitucional que sirve de excusa a sus aspavientos se aprobó el 5 de diciembre de 2013 por mayoría calificada, con apoyo del PAN y su propio voto personal –precisamente cuando era presidente de la Cámara de Diputados. Y se publicó en el Diario Oficial en febrero 10 de 2014.

Frente a cuestionamientos de los medios por omitirlo y no quejarse en 4 años, el ruin hubo de aceptarlo, mas tratando de eludir su responsabilidad (“lamentablemente no fue observado con el suficiente cuidado en su momento”). Peor: no menciona cómo en esa misma reforma para rediseñar al Ministerio Público federal y dotarle de autonomía, también aprobó otro transitorio, reduciendo de 85 a 65 los votos necesarios para que el Senado nombre al primer fiscal. Se le cae el teatrito tras hacerse visible a punta de ‘spots’ que se agandalló con complicidad del TEPJF.

“Aprendiz de mafioso” (Andrés Manuel López Obrador dixit), el circo que montó el 1 de septiembre en la Cámara de Diputados, vía su ujier Marko Cortés Mendoza –quien llegó a Coordinador de la diputación panista en el Congreso tras el chamaqueo a Gustavo Madero Muñoz, y a Secretario General del PAN por imposición de Anaya– fue berrinche por no imponer a sus vasallas en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Baja (ni –dado su natural voraz– agenciarse el dinero que representa, se entiende); pero lo que en verdad persigue con su chantaje es una posición de fuerza que le permita salir impune del atolladero en que por su avaricia desmedida (“la ambición rompe el saco”) se metió y no tener que explicar su celerísimo, gigantesco e inexplicable enriquecimiento, ni por qué ha mentido en sus ‘3de3’ por más que el opaco Federico Reyes Heroles González Garza de “Transparencia Mexicana” y el mercenario Juan Pardinas Carpizo de “Mexicanos Primero” lo encubrieran.

A propósito de lacayos, lamentable y despreciable que Javier Corral Jurado, el golfo gobernador de Chihuahua que hizo de palero suyo durante la cosmética elección interna partidista a la presidencia de Acción Nacional, venga aun a menos apoyándolo, incondicional, y manipule al panismo de esa entidad para arroparlo, en lugar de resolver el caso del asesinato hace 4 meses de la periodista Miroslava Breach como demanda la gente. De lo ocurrido a Gustavo Madero nada aprendió.

En cuanto al otro “payaso lagrimitas”, el corrupto Claudio Xavier González Guajardo (usufructuario de “Mexicanos contra la corrupción y la impunidad”), hijito de papi, beneficiario de la evasión fiscal practicada con asiduidad por su cínico padre –Claudio X. González Laporte, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios– y de condonaciones milmillonarias decretadas por Fox y Calderón a su favor; así como receptor de 44 millones 700 mil pesos, donación irregular de la Lotería Nacional en 2004 (auge de Elba E. Gordillo, de quién no decía nada) –tal se denunció en la Cámara de Diputados– como presidente de la Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación, se queja porque le han hecho auditorías a 11 de sus empresas, a él, un intocable, ¡válganos Dios, cómo se atreven esos nacos de SHCP! El, representante de los Legionarios de Cristo (los de Marcial Maciel y Alvaro Corcuera), integrante de la Fundación Carolina (la de los herederos de la Falange española que forma elites de la derecha en Latinoamérica) respira por la herida. Va lloroso y moqueante con el chisme a “The New York Times” (ariete de Carlos Slim Helú contra el régimen que osó pararle el macho con la reforma de telecomunicaciones) cuyo periodismo poco escrupuloso tergiversa los hechos para hacerlo pasar por heroico y filántropo, presunta víctima del “Pegasus”. A la luz de la escala del clandestino espionaje operado por Juan Rafael Moreno Valle Rosas, difícil tragarse esa bonita historia.

*Artículo publicado con la autorización del autor, colaborador del periódico Por Esto!; léase también en este medio

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s