“Se acaba la farsa panista” y “Capricho de Renán Barrera costará carísimo a meridanos”: Por Esto!

Son los titulares que el diario de mayor circulación en la ciudad de Mérida y en el estado de Yucatán, Por Esto!, pone en sus páginas de este jueves 13 de julio, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolviera que el Ayuntamiento de Mérida deberá pagar al Banco Santander unos 285 millones de pesos por 38 meses de adeudo en el arrendamiento de 82 mil luminarias contratadas con AB&C Leasing, más los intereses moratorios generados, lo que podría acercar el monto a casi 400 millones de pesos. Diario Arte y Cultura en Rebeldía, comparte con sus lectores la información y la editorial de este importante medio de información debido a su trascendencia e importancia en la opinión pública, agradeciendo de antemano a la firma editorial y a su director por ser partícipe, oportunamente, de los hechos que en Mérida y Yucatán se generan todos los días.

Se acaba la farsa panista 

El PAN y sus erradas decisiones legales causan un daño millonario a Mérida

* La SCJN desecha de manera definitiva los alegatos del Ayuntamiento meridano en el tema de las luminarias.
* La rescisión caprichosa de un contrato por parte del Ayuntamiento panista, costará a los meridanos hasta 300 millones de pesos.
* Se acaban los alegatos jurídicos. Es tiempo que los ciudadanos asignen las responsabilidades políticas y económicas.

Se acabó el tiempo de los argumentos jurídicos. Ya no hay nada que decir. Sólo queda pagar. La Primera Sala de la Suprema Corte de la Nación desechó ayer, 12 de julio, por UNANIMIDAD y en pleno Día del Abogado, los argumentos y elementos legales finales del Ayuntamiento panista que gobierna Mérida, en el ya infame tema de las luminarias.
Ha quedado firme la sentencia del Sexto Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, y lo que sigue es pagar. Ya no hay más instancias legales ni esquemas para patear la lata jurídica y sacarle tajada a la farsa político-electoral.
Cualquier abogado serio sabía, desde hace meses, que eso pasaría. Era obvio que la SCJN ratificaría la decisión de los tribunales colegiados y que el alegato de Mérida no pasaría la prueba de ser un caso relevante o trascendente.
No podía ser un caso relevante y trascendente, porque por más alegatos barrocos que los abogados quisieran escribir, estábamos frente a un simple incumplimiento y rescisión desordenada de un contrato, por simple venganza política.
En POR ESTO! somos muy francos y decimos la verdad sin cortapisas: hay que ser honestos, el contrato de las luminarias celebrado por una administración priísta tal vez no era el mejor, ni las luminarias adquiridas la mejor opción técnica, pero la forma primitiva y caprichosa de rescindir un contrato de arrendamiento por parte de una administración panista, sí fue una verdadera tragedia, un desastre.
Es increíble que un partido que presume de administrar bien, de estar lleno de empresarios-políticos o políticos-empresarios, no haya sabido negociar, renegociar o rescindir correctamente un contrato de forma ordenada, transparente y para beneficio de los que viven en Mérida.
Faltó madurez, capacidad legal y experiencia administrativa al Ayuntamiento albiazul y, hoy, Mérida está pagando el costo de un PAN de improvisados y lleno de improvisaciones.
El daño es enorme. La cifra a pagar rondará los 300 millones de pesos, entre lo que se debe por arrendamiento de luminarias, intereses moratorios, gastos legales y miles de cosas más. Vamos a pagar rentas atrasadas, sus intereses, lo que se pagó a abogados, boletos de avión, viáticos, desplegados del Ayuntamiento y hasta el cafecito para hacer cabildeo con jueces y ministros en México.
A eso hay que sumar, si hacemos bien las cuentas, el costo de las nuevas luminarias instaladas en un muy cuestionable proceso de adjudicación directa. Si sumamos todo, la aventura política del PAN le terminará costando a Mérida más de 450 millones de pesos; mismos que pagaremos los meridanos o que perderemos como oportunidad de inversiones y mejoras en la ciudad.
Para tener cifras muy conservadoras del daño que acaba de perpetrarse contra Mérida, hagamos números sólo con lo que se deberá pagar a AB&C Leasing y Banco Santander. Mérida tiene aproximadamente 893 mil habitantes, así que los 300 millones de pesos que probablemente se pagarán a las empresas, divididos entre los 893 mil habitantes de esta capital (recién nacidos, niños, jóvenes, estudiantes y adultos mayores incluidos), dan un daño patrimonial de 335 pesos por cada meridano.
Sí, 335 pesos por cada uno de nosotros; por lo que una familia de 5 integrantes, que es la familia típica en Mérida, despierta esta mañana con recursos perdidos para pagar decisiones erróneas de gobernantes del PAN, por alrededor de $1,675.00 pesos contantes y sonantes.
La decisión mal tomada y peor administrada por Ayuntamientos del PAN, primero bajo Renán Barrera y luego continuada bajo Mauricio Vila, nos quita del bolsillo a cada uno de los meridanos, algo así como 42 viajes en autobús (obvio, los gobernantes de un partido de derecha ni saben qué es subirse al autobús), o el equivalente a casi 12 SUBWAY de Lomo Tipo Canadiense o 7 SUBWAY de carne de res, para usar otra medida de valor. Vamos, cada uno de los que vivimos en Mérida veremos cómo se tiran a la basura 335 pesos o 21 litros de gasolina por persona, casi medio tanque.
Este “errorcito” jurídico y administrativo, iniciado por pura rentabilidad política y usado muchas veces como arma electoral panista, ahora será lo mismo que si los meridanos compráramos más de 18 millones de litros de gasolina (¡sí, más de 18 millones de litros!) y les prendiéramos fuego. Es como si compráramos 10 millones de sándwiches SUBWAY de Lomo Tipo Canadiense y los tiráramos al suelo para que se pudrieran; sí, 10 millones. De ese tamaño es el desperdicio de recursos públicos en el que acabamos de caer y al que hemos sido irremediablemente condenados. Eso es lo que el rumbo panista y su estilo caprichoso de gobernar y lógica absurda de continuar pleitos perdidos, nos está dejando. Da coraje. Mucho.
Son 335 pesos por persona o 300 millones totales que la ciudad acaba de perder: sí, de perder, de verlos evaporarse porque el Ayuntamiento panista de Mérida siguió una ruta que nunca debió haber tomado.
Es claro a dónde nos ha llevado el rumbo del PAN. El rumbo del PAN nos ha costado sólo por una mala decisión 300 millones de pesos, una decisión pensando en las elecciones y en mantener el poder, y no en las próximas generaciones o el bienestar de Mérida. Y la pregunta es: ¿el Ayuntamiento actual va tener el valor y la honestidad para llamar a cuentas a los que tomaron una decisión legal y de mal gobierno para romper un contrato que hoy, de forma incuestionable, resulta ser una decisión ilegal y caprichosa?
¿El alcalde Mauricio Vila no va a hacer nada para que quienes empezaron a caminar este camino desastroso en lo legal y lo financiero paguen algo del daño que hicieron? Peor aún, ¿si el Ayuntamiento ya sabía que la suya era una causa perdida desde finales del año pasado, para qué arrastraron las cosas siete meses más, con el respectivo pago acumulado de intereses moratorios?
Cada día que decidieron prolongar una pelea jurídica para complacer a su base política, a sus medios de comunicación afines y para salvar su imagen construida sobre el marketing, nos costó a los meridanos cientos de miles de pesos, que ahora se pagarán del erario público. ¿Nadie va a pagar los platos rotos en éste y el anterior Ayuntamiento panista? ¿Nadie en el PAN va a asumir sus responsabilidades? ¿Esa es la supuesta buena administración pública que el PAN yucateco ofrece?
Los meridanos tenemos que aprendernos bien dos números 2450/2016 y 5/2017, esos son números verdaderamente negros (o mejor dicho azules, azul muy profundo), esos son los números de los expedientes que el Ayuntamiento panista se empecinó en llevar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Los expedientes que nos llevaron por el rumbo blanquiazul, un rumbo caro, muy caro, uno que ahora pagaremos todos. Por eso y muchas cosas más: damos “gracias” al PAN.

Comuna deberá pagar cerca de $400 millones de indemnización

Capricho de Renán Barrera costará carísimo a meridanos.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió ayer que el Ayuntamiento de Mérida deberá pagar al Banco Santander unos 285 millones de pesos por 38 meses de adeudo en el arrendamiento de 82 mil luminarias contratadas con AB&C Leasing, más los intereses moratorios generados, lo que podría acercar el monto a casi 400 millones de pesos.
A su vez, el apoderado legal de AB&C Leasing, Francisco Moya Gómez, dijo a POR ESTO! que iniciará las acciones legales para que el Ayuntamiento le devuelva las 82 mil luminarias que retiró de los postes y que forman parte del contrato, así como también que interpondrá una demanda judicial contra la Comuna por daños y perjuicios causados por los gastos generados por las diligencias realizadas durante todo el proceso.
Subrayó que la sentencia de la Suprema Corte era de esperarse porque, desde un principio, su empresa presentó pruebas contundentes de que la terminación anticipada del contrato ejecutada por el entonces alcalde Renán Barrera Concha fue totalmente ilegal y evidentemente tenía fines políticos, de los que AB&C Leasing era ajena.

El negocio

Sostuvo que la ilegalidad en que incurrió el ex alcalde panista se reflejó en las diversas resoluciones emitidas por las diferentes instancias donde se ventiló el asunto, ya que todas, sin excepción, siempre fueron a favor de su representada.
En ese sentido, los dictámenes en contra del Ayuntamiento y a favor de AB&C Leasing se registraron, primero en el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa, después en el Tribunal Colegiado y, ahora, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Recordó que el contrato de arrendamiento tenía una vigencia de cinco años con opción a compra y el pago mensual se pactó en 7.5 millones de pesos (incluido el IVA) por 82 mil luminarias, cantidad que cómodamente podía ser amortizada por los ahorros de energía que se obtendrían con las luminarias de alta tecnología instaladas.
(Hay que recordar que Barrera Concha argumentó que los motivos por los cuales canceló el contrato con AB&C Leasing eran que: las luminarias fallaban, eran de origen chino y el contrato tenía anomalías, las cuales nunca demostró. Sin embargo, luego quedó en evidencia que el objetivo de Barrera Concha fue beneficiar a un grupo de empresas a las que les compró, sin licitación, 80 mil lámparas para sustituir a las de AB&C, según documentos hechos públicos en amplios reportajes de POR ESTO!).
Al respecto, la empresa siempre insistió en que el ex alcalde nunca hizo efectiva la garantía para sustituir las luminarias que fallaban, con la clara intención de hacer creer a los ciudadanos de que eran las lámparas las que no servían.

Dos sentencias

Fueron en realidad dos sentencias las que emitió ayer la Suprema Corte sobre este caso. La primera relativa a dejar en firme la resolución del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa, en el sentido de que la terminación anticipada del contrato de arrendamiento fue ilegal, lo que entonces significa que el contrato resultó vigente y, en consecuencia, el Ayuntamiento deberá pagar los 38 meses que adeuda desde que inició el proceso judicial.
La segunda sentencia fue en relación con el amparo que la Comuna había solicitado en contra del Banco Santander, pues pretendía que se desconociera su carácter de acreedor de AB&C Leasing. El dictamen de ayer ratificó la resolución que había dado el Tribunal Colegiado y, con ello, dejó firme que la institución bancaria sí es la acreedora con derecho legal a cobrar el arrendamiento de las lámparas.
En ese sentido, al ratificarse ayer todos los puntos a favor de AB&C Leasing y de Santander, y al no haber ejercido el Ayuntamiento su opción a compra de las 82 mil luminarias, éstas siguen siendo propiedad de AB&C, que fue la compañía que elaboró el contrato de arrendamiento con la autoridad municipal, y que ayer mismo anunció que iniciará las acciones para reclamarlas.
Aunque hasta la tarde de ayer AB&C Leasing no había sido notificada oficialmente de las resoluciones, su representante legal señaló que la votación de los cinco magistrados fue por unanimidad, en ambos casos.

Vila apechugará por “decisión valiente” de Renán Barrera

El alcalde Mauricio Vila Dosal dijo anoche que acatará la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de pagar al Banco Santander un adeudo de alrededor de 280 millones de pesos por arrendamiento de luminarias, pero que por el momento el Ayuntamiento sólo tiene un fondo de 36 millones de pesos, lo que haría necesario recurrir a un crédito bancario para cumplir con la orden judicial.
Cuando se le preguntó si esta millonaria erogación que tendrán que pagar los meridanos es resultado de un capricho del ex alcalde Renán Barrera Concha, Vila Dosal no lo consideró de esa manera e incluso calificó “de valiente” la decisión que tomó su antecesor panista.
Al término de una sesión de Cabildo, el alcalde meridano leyó el siguiente texto:
“Los Ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación votaron en contra de un proyecto de resolución presentado por el ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo. Esta propuesta modificaba el fallo contra el Ayuntamiento de Mérida emitido por el Tribunal Colegiado respecto al tema de las luminarias.

No habrá afectaciones

“La votación fue de tres a uno –un ministro se ausentó– y en ésta se desechó la propuesta del ministro Pardo Rebolledo y se confirmó la sentencia del Tribunal Colegiado y del Tribunal Administrativo y Fiscal. Esa resolución fue contraria al Ayuntamiento de Mérida.
“Aún hay que conocer a fondo los alcances de la resolución. Sin embargo, les puedo decir que hemos trabajado siempre teniendo a la vista el interés de los meridanos.
“Desde el primer minuto de mi administración y, con la responsabilidad que nos ha caracterizado, tomamos las medidas necesarias para poder hacer frente a este escenario, garantizando que ni antes, ni ahora ni en el futuro se verán afectados los servicios públicos y de calidad que merecen los meridanos.
“La Corte ha decidido y, aunque no estemos de acuerdo con su resolución, la acatamos en respeto a las instituciones y al Estado de Derecho”.

La entrevista

En una entrevista posterior a la sesión, Vila Dosal dijo que no podía abundar más sobre el tema debido a que las sentencias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación son escuetas y, por lo tanto, no tenía en ese momento la resolución, así que no podía dar más detalles.
Sin embargo, ante la insistencia del reportero, reiteró que desde el principio de su administración ha tomado medidas específicas para garantizar que los servicios públicos no sufran ninguna afectación, “y en ese sentido vamos a seguir trabajando y, cuando tengamos la información concreta acerca de la sentencia, estaremos dando otro tipo de posicionamiento. En estos momentos no podemos decir más que lo que hemos expuesto”.
—¿Cuánto es lo que va a pagar el Ayuntamiento?
—Nosotros no tenemos esa información, acuérdense que se rescindió un contrato y ese contrato estaba en un juicio.
—Pero este año se dispuso un fondo en el presupuesto, ¿verdad?, se le hizo notar.
—Como hemos dicho, nosotros desde el principio de esta administración hemos tomado de manera muy responsable este tema sabiendo que esta situación se podía dar. Nosotros hemos provisionado cada año, tanto el pasado como éste, dispusimos un fondo de alrededor de 36 millones de pesos que podría servir, en dado caso de que se llegara a requerir (o), solicitar algún préstamo (para que) pudiéramos cumplir con las obligaciones que tendría el municipio.

El capricho de Renán

En este momento –continuó– no conocemos los alcances de la sentencia, no sabemos cuánto es el monto, no sabemos ni cuándo vamos a estar obligados a ejecutar algún tipo de fallo, lo que la Suprema Corte de Justicia dictaminó hoy solamente es la sentencia que se dio en un juzgado anterior, de que sí está en firme, lo cual tendrá que regresar al juzgado anterior y sería ese juzgado el que vaya dictando el camino a seguir. En este momento, desafortunadamente, no se puede dar más información y simple y sencillamente decir que nosotros no estamos de acuerdo con esta sentencia, pero la acatamos por el respeto que tenemos a las instituciones.
Vila Dosal insistió en que ningún servicio del municipio de Mérida va a sufrir alguna afectación, porque desde el principio de su administración ha tomado las medidas responsables, “para que si este supuesto se llegara a dar no se tuvieran afectaciones”.
—¿Esta sentencia es resultado de un capricho de Renán Barrera?, planteó el reportero.
—No, yo creo que fue una “decisión valiente” que se tomó en su momento, una decisión que era exigida por los meridanos, creo que el tema de las luminarias que no alumbraban lo suficiente y que no alumbraban era muy claro, y en ese sentido creo que fue una decisión valiente en ese momento y, bueno, ya serán los ciudadanos los que juzguen qué tipo de decisión fue esa.
—Alcalde, fue valiente la decisión, pero resultó errónea, expuso el representante de POR ESTO!
—Yo lo desconozco, en ese sentido creo que cada persona tiene que tomar sus propias decisiones cuando está en la posibilidad de gobernar y creo que hoy contamos con un alumbrado público de calidad, y creo que serán los ciudadanos los que juzguen si fue una decisión acertada o errónea.
—¿Qué va a pasar con las luminarias que están en las bodegas?
—Son cosas que no hemos determinado, tendremos que esperar qué nos dicta el juez, si hay que regresar esas luminarias o van a ser propiedad del Ayuntamiento, son cosas que tenemos que esperar.
—¿La empresa dice que son como 280 millones de pesos los que se adeudan?
—La sentencia en su momento señalaba alrededor de 280 millones de pesos y, bueno, nosotros tenemos que esperar las confirmaciones.
—¿Usted hubiera tomado la decisión que tomó Renán Barrera?
—Desconozco, yo no estuve en ese momento en esa situación, seguramente, pues como todo, hubiéramos hecho un análisis con nuestro equipo de trabajo para tomar la decisión que pensáramos que era la mejor en ese momento, concluyó.

(Rafael Mis Cobá)

FUENTE: DIARIO POR ESTO!

ENLACES: http://bit.ly/2umtlfK; http://bit.ly/2uVbpG2; http://bit.ly/2tPQGDz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s