La rabia por el fraude electoral en Edomex | Armando Pacheco

Lo sucedido el pasado 4 de junio, principalmente en el Estado de México es para pensarse. La imposición de un candidato tan impopular, parentela del actual Presidente de México y continuador de una de los grupos de dominio en el país, deja en duda que en nuestra nación exista un verdadera democracia a pesar de los millones de pesos que se gastan los partidos políticos y los órganos reguladores de las elecciones, antes, durante y después.

Jugar con el hambre del pueblo, engañar a los grupos más vulnerables (indígenas, obreros, personas de la tercera, madres solteras, etcétera), amenazar a la prensa, a funcionarios de casilla; secuestrar a dirigentes opositores al régimen en poder y hostigar a otros, nos hace dudar que en 2018 los comicios serán “democráticos” y que se respetará la decisión de los votantes.

Todo lo declarado por observadores electorales, prensa escrita, electrónica y digital, así como lo denunciado en las redes sociales, no sirvió de nada para demostrar el descontento y la rabia por la intromisión del Instituto Electoral del Estado de México y del Gobierno federal y estatal. Tampoco el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) actuó apegado a las pruebas que se presentaron y sí castigó a los opositores del PRI y colegas.

Con todo ello no nos queda más que reforzar las estrategias para que en el 2018 la gente salga a votar en masa, ya que esto puede cambiar la ruta de lo sucedido en el fraude electoral del Edomex.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s