Albañal financiero o Chepina, la “honesta” | Jorge Lara Rivera

Aunque ponga cara de mosca muerta y finja, mustia, la voz mientras ofende, carente de cualquier autoridad moral, ya que no tiene propuestas verdaderas, a los demás candidatos a la gubernatura del Estado de México intentando escurrir el bulto de las explicaciones que debe a los contribuyentes descubierta su más reciente felonía financiera, Josefina Vázquez Mota no logra engañar a nadie. Su expediente de corrupción es prolijo.

Incluye una nefasta ineptitud en su paso por SEDESOL con milmilonario subejercicio, y desde donde propició el saqueo al erario con ese megafraude que fue la enciclomedia foxiana, el cual ya como perjuiciosa titular de SEP consumó a sabiendas evaporando 2 mil millones de pesos al cancelar el contrato y donde dejó enquistado al economista Rodolfo Alfredo Tuirán Gutiérrez, sin perfil de docente, antes en la Subsecretaría de Educación Superior y hoy padecido en Media Superior (quien lucró con cursos y seminarios de actualización); así como haber malversado recursos públicos en la Cámara de Diputados para financiarse una campaña anticipada en su partido por la candidatura presidencial que disputó al ruin Ernesto Cordero.

Su nuevo estropicio costó al erario cerca de 1 mil millones de pesos y obviamente fue en preparación a la campaña por el poder mexiquense que ambiciona. “Dime con quién andas y te diré quién eres” sentencia el adagio popular; rodeada de la peor ralea –aún para su propio partido: esa lacra denominada Diego Fernández de Cevallos Ramos, los dinosáuricos exgobernadores de Baja California, Ernesto Ruffo Appel (quien le sacó dinero al hampón sonorense Guillermo Padrés Elías para la campaña de Ricardo Anaya Cortés a la presidencia partidista de Acción Nacional); Guanajuato, Carlos Medina Plascencia y Juan Carlos Romero Hicks, ahora aspirante a la candidatura del 2018; Nuevo León, Fernando Canales Clariond y Fernando Elizondo; Jalisco, Alberto Cárdenas Jiménez; Chihuahua, Francisco Barrio Terrazas; y Aguascalientes, Felipe González González: o sea el “bloque (in)moral”– ‘Chepina’ suele parlotear sobre valores, pero los únicos que entiende y en realidad le importan son los bursátiles, según se desprende de su renuencia a aceptar, pese a los documentos oficiales que lo prueban, que recibió de modo directo 1 mil 36 millones de pesos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, asignados por el entonces canciller, su correligionario José Antonio Meade Kuribreña –ahora titular ¡de Hacienda!– quien convirtió la SRE en la Cueva de los 40 ladrones egresados del calderonato.

Tampoco ha transparentado cómo empleó su fundación “Juntos podemos (robar como antes y seguir impunes)” ese dinero, aunque alardee públicamente que las acusaciones son infundadas, sin rendir cuentas detalladas y comprobables de cómo usó ese fondo, tal reclaman la ONG Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, los partidos Virtud Ciudadana y MORENA. Existen además elementos para colegir financiamiento ilícito desde ese membrete que cobija la Fundación AEM-USA Foundation y Parents Alliance Inc. ya que Eduardo Bravo Calderón, quien preside la Fundación AEM, y sus incondicionales Emilio España y Alejandro Quiroz, operadores financieros de Chepina todos ellos, fueron expulsados de la Asociación de Empresarios Mexicanos donde el segundo era tesorero, justo por no esclarecer manejos financieros que vinculan a tal organismo con la Fundación e incurrir en conflicto de intereses. Y es que el monto no aclarado es con mucho mayor al del presupuesto del Instituto de Mexicanos en el Exterior el cual realiza con 82 millones de pesos pero en todo el mundo igual labor que la que hace supuestamente ‘Juntos Podemos’ sólo en Estados Unidos.

Ante los hechos la Auditoría Superior de la Federación y la propia Cancillería han ofrecido revisar las cuentas. Esta vez el panismo mexiquense acierta: “la honestidad de Josefina está demostrada”, NO existe. Así, Chepina la “honesta” bien puede ser inspiración para una secuela de popular canción de Paquita la del Barrio.

 

*Artículo publicado con la autorización del autor, colaborador del periódico Por Esto!; léase también en este medio

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s