¿Todos contra Morena, Delfina Gómez y López Obrador? | Armando Pacheco

“El miedo no anda en burro”. Esta tradicional expresión puede utilizarse en estos días para los enemigos de Andrés Manuel López Obrador y de Delfina Gómez por el temor que se tiene que un partido como Morena se adjudique la corona del Estado de México y con ella, la probabilidad de la silla presidencial en 2018.

Las fuertes críticas, aquí, allá y acullá contra el líder del partido más sólido de la izquierda actual mexicana, no son más que palabrería que va demostrando la desesperación de los partidos que ahora ostentan el poder en México.

Sin vergüenza alguna, olvidándose de sus triquiñuelas y “tranzas” desde sus puestos públicos o “sociales”, estos enemigos de AMLO siguen con una campaña de desprestigio, aunque para ello tengan que gastar recursos de aliados e incluso del pueblo. Sin embargo, al tabasqueño, esos ataques aún no le llegan pues no le han podido comprobar que él esté detrás de las acciones como las de la diputada Eva Cadena.

El señor Ochoa Reza, quien renunció a la CFE se fue con una muy buena tajada por su “desempeño” como director por dos años y cinco meses, en un acto que indignó al pueblo mexicano por el millón 200 mil pesos que le dieron; dinero que los nacionales pagan en sus recibos que en muchas ocasiones les llegan cargados. Este sujeto, ahora presidente nacional del PRI, habla del populismo olvidándose que su partido utiliza el mismo para no perder en los estados que aún tiene en su dominio; promete y se compromete (el PRI) mejorar y lo único en lo que mejora es en las estrategias (de sus integrantes) para el desvío de recursos, la corrupción y el tráfico de influencias (verbigracia: Veracruz y Quintana Roo).

Por su parte, el presidente del PAN, ese güerito de lentes de apellido Anaya, se dedicó desde hace mucho a criticar a López Obrador en sus spots de televisión y radio sin que existan consecuencias por sus comentarios agresivos; para colmo, ahora hay una orden desde arriba de “golpear” a Morena, a su líder y hacer denuncias contra Delfina Gómez en el Estado de México. ¡Tanto cinismo de alguien quien traicionó a su mentor dentro del blanquiazul!

Comparar a Andrés Manuel López Obrador con Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, es otra estrategia de sus enemigos; que si llega vamos a tener los mismos problemas ¿será? En México existen problemáticas que no tienen nada qué ver con Venezuela; la estructura institucional es otra y lo primero que habría que controlar es la corrupción dentro de los mismos sistemas políticos que los mexicanos han permitido a lo largo de 90 años.

Luego entonces, López Obrador, Delfina Gómez y Morena, sí son una amenaza pero para quienes tratar de perpetuarse en el poder y seguir empobreciendo al país. Son una esperanza para el pueblo mexicano, pero también el inicio de una época donde se tendrá que barrer la basura existente en todo el territorio nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s