Travesía por el mundo, sin coordenadas | Ariel Avilés Marín

La belleza es algo más íntimo y elevado, que el mero trabajo de las manos
José Martí

El arte es una facultad reservada al ser humano, esta actividad puede tener mil y una manifestaciones, pero un solo objetivo: la belleza. Las artes, pues múltiples son, pueden tener los más variados e increíbles medios de ser y manifestarse, y todas ellas se tocan la punta de los dedos en la búsqueda común de la belleza. Cuba y Yucatán comparten parte del Caribe, que hermana los corazones, por eso, nada más natural que dos artistas, dos creadores de las dos orillas del mismo mar, compartan un espacio, un espacio noble, pues todo espacio dedicado a la cultura lo es, y que lo hagan por la amable cortesía de otra sensible persona, que lleva el arte en las venas por fértil herencia paterna, nos promete la posibilidad de atestiguar un evento poco común, y así lo fue.

Desde el pasado jueves 30 de marzo y por espacio de un mes, la Galería de Arte de Carolina Acereto, en el populoso barrio de Santa Ana, se ha vestido de gala para brindar al público la oportunidad de admirar y disfrutar la obra de dos creadores de las orillas del Caribe: Javier Ampudia, genial pintor cubano, hiperrealista, y Jesús Peraza Menéndez, polifacético creador, que en esta exposición nos presenta sus últimos trabajos de creación escultórica.

Javier y Chucho, Chucho y Javier, juntos pero no revueltos, irrumpieron en el noble espacio de la galería – “El arte tiene que irrumpir”, Jesús Peraza; “para dialogar con la gente”— y la vistieron de creatividad desbordada en lienzo, cuerda, piedra y madera, que gritan a la gente que pasa caminando sobre la calle 60, frente la centenaria iglesia de Santa Ana: “Entren y disfruten el arte”.

Como toda apertura que se respete, el acto formal de inauguración de la exposición contó con la concurrencia de numeroso público y varias personalidades que presidieron el acto. En representación del Alcalde de la ciudad, estuvo la Lic. Esmé Ramírez, coordinadora del Museo de la Ciudad; también se contó con la grata presencia de ese cronista gráfico de Mérida que es el Mtro. Manuel Lizama Salazar; el Arqgo. Alfredo Barrera Rubio, el Dr. Carlos Bojórquez Urzaiz y la gentil anfitriona Carolina Acereto.

Antes del corte del listón, Chucho Peraza narró un análisis del sentido humano del arte; con gran vehemencia, Chucho expresó: “La vida sin estética es una vida sin amor. El goce por el contacto con el arte es como el comer, lo esencial no es lo que comemos, sino sentir el sabor”, aseveró. “En la actualidad, la calidad de nuestra vida se ve cortada por cosas baladíes, hacer una cola, no es vivir”, lamentó. “Somos navegantes y sobrevivientes, somos yucatecos y cubanos”, concluyó.

Por su parte, Javier Ampudia agradeció esta oportunidad de dar a conocer su obra al público yucateco, de la cálida hospitalidad de Carolina y su galería, y el del humano calor de hermandad que une a yucatecos y cubanos en el arte.
En su turno, la anfitriona Carolina Acereto dio la bienvenida a todos los asistentes, deseó que la exposición llene las expectativas buscadas, y destacó que su galería es un espacio abierto a la creatividad y está a disposición de quien requiera un espacio para mostrar su trabajo. Destacó también, el hecho de que la calle 60 se ha vuelto una verdadera gran galería común, un verdadero corredor del arte.

La representante de la comuna, Esmé Ramírez, transmitió a la concurrencia el saludo del Alcalde y deseó que la exposición alcance el éxito esperado. En seguida, quienes presidían el acto, llevaron a cabo el simbólico corte del listón, tras lo cual la concurrencia accedió al espacio de la galería para disfrutar la obra expuesta.

El trabajo hiperrealista de Ampudia consiste en una serie de estudios sobre lienzo de un papel arrugado, y visto desde varias perspectivas, todas ellas reflejan una fidelidad fotográfica impresionante. La colección lleva el nombre de: “Pieles de la Memoria”, y logra transmitir la capacidad de análisis y reproducción fiel de una realidad variante y los diferentes puntos de vista que sobre un mismo objeto puede hacerse.

Por su parte, Chucho Peraza nos presentó “Los Sueños Interiores en Piedra”, creativa muestra de una escultura dinámica, articulada en más de un caso; su concepción escultórica pretende dar muestras con un sostén filosófico y abstracto; pretende, también, retomar pensamientos y ponerlos en una piel sensible. Entre la colección de esta muestra, destaca “Canek”, dinámica escultura en una combinación de piedras diferentes, con movilidad, y que pretende transmitir la opresión y despojo al pueblo maya de sus bienes más esenciales, como lengua y cosmogonía. “Son una travesía por el mundo, pero sin coordenadas”, nos explica Chucho.

Cuba y Yucatán, tierras hermanas que cantan en los versos de la trova su historia y alma compartidas, nuevamente enlazan sus dedos en otros campos de la más noble actividad humana: el arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s