Feminicidios y suicidios, dos males de Yucatán que hay que erradicar | Armando Pacheco

Este lunes 27 de marzo las noticias en las redes sociales fueron desalentadoras y es que el crimen contra la mujer sigue en aumento al igual que el incremento de casos de suicidio en Yucatán, sobre todo en jóvenes.

La lucha para erradicar estos dos males sociales debe ser más contundente. En mi opinión, no basta con hacer supuestas campañas o tener la buena voluntad social. Se debe ir más a fondo: realizar un análisis de los lugares donde más se dan estos casos, edades de las víctimas, las causas socio-culturales-económicas, etcétera; con ello, se podrían realizar estratagemas para, al menos, identificar las causas que podrían orillar a las personas incurrir en delitos de esta índole y, en el caso del suicidio, las razones más comunes que terminan en la fatal decisión.

Con relación al feminicidio, que debe entenderse éste como el asesinato a una mujer por el simple hecho de ser mujer, los casos han ido en aumento en los últimos meses y, el suscitado ayer con la muerte de una trabajadora del Ayuntamiento de Mérida, debe poner en alerta a las autoridades locales ya que se perpetró con arma blanca y cuando aún había luz solar. No basta con salir a dar una conferencia de prensa diciendo que gracias al Escudo Yucatán se logró dar con los supuestos criminales. La vida de esta mujer no podrá ser resarcida para sus hijos quienes ya se han quedado huérfanos y no sabemos si el padre está involucrado pues, según se tiene conocimiento, ella estaba peleando legalmente por la custodia de sus vástagos. ¿Por qué no se le protegió en su momento?, nos preguntamos.

En cuanto al suicidio de un cómico regional, según se dio a conocer en algunos medios de información, éste pudo ser por problemas sentimentales; empero, habría que cuestionarse si sólo esa fue la causa que lo orilló a colgarse en su cuarto. ¿Cuántos casos llevamos en Yucatán en el año? Allá dejó la pregunta abierta, esperando la respuesta de las autoridades que, seguramente tienen estadísticas y un patrón generalizado de los hechos registrados.

La sociedad debe comprometerse a luchar contra estos dos males; por una parte, no ser cómplices de la violencia doméstica y denunciar, de manera anónima o con nombre cuando un caso de violencia contra una mujer se dé en su colonia, barrio o fraccionamiento; por otra, la orientación, la inclusión y las relaciones humanas, son factores para evitar que los jóvenes caigan en las garras de la depresión e incluso de las drogas y excesos que son propios de la edad sobre todo cuando les hace falta el afecto. Debe pues, la sociedad, sin caer en planos morales, ayudar, ya que está demostrado, que no todo es responsabilidad de quienes nos gobiernan.

Un pensamiento en “Feminicidios y suicidios, dos males de Yucatán que hay que erradicar | Armando Pacheco”

  1. Se deduce que deslindan al gobierno de garantizar la seguridad.falto culpar a la mujer por no ser desconfiada.tb deslindan al ex. que es obvio pago su muerte.Artera colusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s