Detrás de Dulce María Sauri: sus principios | Rafael Catzín

LA DEMOCRACIA FALLIDA DEL PRI

Siempre ha existido disidencias fuertes impenetrable que tratan de modernizar al PRI (30%), que se enfrentan a un grupo mayoritario (70%), muchas tendencias de resistencia provienen de los gobernantes, funcionarios federales y de dirigentes corporativos que se oponen al cambio e impulsan y tratan de inculcar en las nuevas generaciones que logran captar, mantener las tradiciones de Gobierno vertical a través de los instrumentos institucionales: métodos antidemocráticos en su interior, sobornos, chantajes, coacción, obediencia servil y rastrera a cambio de ascender o hacer carrera dentro del ” Revolucionario” Institucional, todos esos métodos que dan sustento al régimen político autoritario que vienen repitiendo desde la década de los años sesenta y que siguen queriendo impulsar, fuera y dentro del “Revolucionario” Institucional.

El pequeño lapso en donde la dirigencia del PRI paso hacer oposición (cuando la derecha, Acción Nazi-onal ocupó la Presidencia ) quedó atrás, en estos tiempos regreso el mando a los Pinos y con ellos el régimen político autoritario.

Desde luego, en el “Revolucionario” Institucional hay tres corrientes: la corriente conservadora, la corriente transformadora -porque no creo que les quede el apelativo “ala de izquierda”- y la corriente de los arribistas y rastreros que nada aportan al “Revolucionario Institucional”, estos últimos solo están parados en el cable como buitres esperando quién cae para devorárselo, o bien, quien tiene hueso con carne para seguirlo fielmente hasta donde el hueso aguante, dispuestos a ejecutar toda corrupción con tal de que les tiren migajas por el funcionario ó dirigente y no quedar fuera del presupuesto o de la jugada.

Tratar de cambiar el orden establecido en el PRI, no es nada fácil, lo han intentado y lo seguirán intentando, pero esa labor trae consigo consecuencias y quien emprende esa labor claramente lo sabe, no obstante como son gentes que luchan con principios, por ideales, les basta luchar por iniciar estos cambios esperando irremediable y cruelmente las consecuencias.

Haciendo limpieza a mi archivo, entre libros y documentos me fue imposible detener la memoria en aquellas gentes que queriendo sanear al “Revolucionario” Institucional, para su fortalecimiento, para su mejor organización desde dónde se pretende vivificar al partido para que éste sea un instrumento real del pueblo y de las masas organizadas, han emprendido sin éxito esa labor.

Esas gentes que han pretendido amalgamar a los militantes para revitalizar al partido dónde el vértice inicial es abandonar costumbres antidemocráticos que aterrizan en la corrupción política que ha conducido al “Revolucionario” Institucional toda su vida -muchas gentes mal interpretan estos ideales- y lo quieren ver por miedo a perder el control de sus intereses y de su sobrevivencia en la que han cimentado su modus vivendi, y miran este impulso transformador, a un grupo de gentes que pretenden cercenar a todo militante antidemocrático (no sería mala la idea), mas cuando el llamado es abandonar prácticas malas que se viene desarrollando por años y que se ha implementado más allá, pasado sobre los principios reales del Revolucionario Institucional.

Esas gentes promotoras de la transformación dentro del PRI hasta han perdido la vida, o han sufrido persecución del silencio, minimizándolos, adormitándolos en un rincón o como vulgarmente se dice “sentados en la banca” como niños castigados por no obedecer a papá. Pero como niños inquietos, estas gentes prosiguen -por sus principios sólidos que les guía- se empeñan a esa labor que han emprendido y de la que al parecer los satisfechos del “Revolucionario” Institucional no les interesa. Se preocuparán y les interesará cuando les llegue el diluvio de nuevo como en el 2000, se acordarán de esas gentes que tienen sentado, relegado -gente con experiencia y valiosa-, entonces buscarán aquella barca que están construyendo aquellas personas a las que han relegado, asesinado y de las muchas que tienen hoy sentados en la banca, pero que aún trabajando -increíblemente- por el partido que hoy los desprecia.

Entre esos recuerdos me vino a la memoria Carlos Alberto Madrazo que por querer transformar al PRI, gran impulsor y promotor de la restitución de la representatividad social y por la recuperación del prestigio del Partido, promotor de acabar con la burocratización de sus dirigentes, entre muchos otros objetivos que tenía trazado en la gran transformación del PRI, fué asesinado.

También me vino a la memoria Luis Donaldo Colosio Murrieta, entre mis documentos leía el discurso del acto del 62 aniversario del PRI en Marzo de 1991, cuando aún era Presidente Nacional del “Revolucionario” Institucional, donde afirmaba que la “democracia interna del PRI es para fortalecerlo, no para debiliarlo”, ese mensaje claro que Murrieta mando a la corriente conservadora dentro del Institucional mostraba señas que no abandonaría el camino emprendido, cambiar de rumbo, llevar al camino correcto a su PARTIDO, a lo que ya había empezado a realizar dentro de las filas del PRI, su democratización.

Y como siempre, aquellos que se sirven del “Revolucionario” Institucional y a los que no les interesa la Democracia, ni la entienden, no la comprenden, para ser exactos tienen un vacío total de su significado, ese grupo de conservadores, apoyados con arribistas y serviles oportunistas, que su único objetivo son los cargos electorales y arribar en los cargos gubernamentales para vivir del erario público, escucharon esas palabras de Colosio como la de Lutero o Calvino y echaron andar el complot contra él.

Quién iba a pensar que por esa labor emprendida por Colosio Murrieta, el 23 de Marzo de 1994 iba a ser asesinado, por el solo hecho de haberse constituido en el principal promotor nacional de la transformación del PRI, y que de llegar a la Presidencia triunfaría el ala transformadora del “Revolucionario” Institucional, para evitarlo, acabaron con la vida de Colosio.

Y rebuscado entre mis documentos encontré que en aquellos tiempos cuando Colosio Murrieta llamaba a trabajar por la Democratización interna de su Partido, Dulce María Sauri, -primera mujer Gobernadora de Yucatán-, gobernadora Interina del estado de Yucatán en esos entonces, se suma al llamado de Colosio, desde un discurso en el que se pronunciaba su compromiso de ella, para reforzar los trabajos a los que se refería Colosio. No se podía esperar menos de una mujer preparada y comprometida con sus principios, por ello no sobresalto a muchos la actitud que tomara la mandataria estatal, quien ofreció más trabajo, el suyo y el de todos los militantes del PRI en el estado de Yucatán.

Al mismo tiempo se me vino en mente lo que Dulce ha emprendido dentro y fuera del “Revolucionario” Institucional, me vino a la memoria una reunión en la que asistí con dirigentes migrantes de varios estados de la República Mexicana en Playa del Carmen, Quintana Roo, en esa reunión repetidas veces escuche que gracias a Dulce María Sauri la voz de los migrantes en Palacio Legislativo fueron escuchados, y que fuera de Palacio Legislativo llevó siempre la voz migrante exponiendo sus preocupaciones, sus demandas y sus necesidades. Fue defensora y promotora de los derechos de los migrantes, fue en ese entonces voz de los sin voz, así quedó expresado por varios compañeros provenientes de los Ángeles, California.

También recordé que Dulce María Sauri recibió un reconocimiento por la defensa de la mujer “equidad y Género” de la fundación Miguel Alemán, desde donde se le reconoció su labor, pienso, que ha recibido muchos reconocimientos porque ha sido una real protagonista de las tareas Legislativas y de la administración pública, donde su servicio, visión y determinación le ha permitido tomar decisiones adecuadas que han contribuido a fortalecer la Democracia bien entendida.

La militancia de Dulce María Sauri le ha traído antagonismos cortos, señalamientos, y muchas veces resentimientos cortos. ¿Por qué insisto en la palabra corto? Porque a la larga sus detractores o acusadores terminan dándole la razón al pasar el tiempo, prueba máxima es de quien la señalaba constantemente, el denominado periódico “de la vida peninsular”, hoy la acoge entre sus páginas, otros en el interior de su partido, ayer la negaron 3 veces antes de cantar el gallo, precisamente ellos reconocen hoy más que nunca su valiente labor en las filas priístas, otros que han sido relegados y pasan por la misma situación que Sauri, y que tampoco dejan sus principios ante nada se siente identificados con ella. Los buitres que pensaron que Dulce María estaba en desgracia y la negaron, hoy ven en ella un ejemplo a seguir, han comprobado el carisma de Dulce ante mucha gente – en el interior del estado sobre todo- que aún la recuerdan y que en un momento dado la respaldarían.

Hoy es una lástima que el PRI desprecie a una preparada persona, con grandísima experiencia política, legislativa y administrativa. Al mismo tiempo es una lástima que Dulce María Sauri no se dé una oportunidad donde realmente la necesitan.

Sauri Riancho es una de las pocas mujeres que existen dentro de las filas del PRI que estima sus principios y sus valores pero como persona preparada e inteligente esta dispuesta siempre a tender a discernir entre lo perfecto e imperfecto, entre lo creado e inconcluso, su posición de principios que ha manejado dentro y fuera del PRI es defendiendo valores, sus principios ideológicos por el bien común. Esa posición de Sauri Riancho a muchos incomoda, porque esos muchos desconocen y carecen de principios, sobre todo esos chambones dentro del “Revolucionario” Institucional y no se diga de los herederos de los líderes del PRI.

Dulce María Sauri, hoy en día sigue siendo un personaje polémico e interesante a nivel Nacional y no se diga en Yucatán, no es monedita de oro para caerle bien a todos -los que se sienten rebasados por ella-, tampoco es lingote de oro ni billete verde pero sigue teniendo mucho carisma. Al interior de su partido, muchos de sus militantes y más la raza priísta de a pie, en todo el estado aún la siguen respetando y queriendo, otros militantes del priísmo con buenos cargos dentro del Gobierno, muy fieles al priísmo y a lo que se les dicta, muy dentro de sus coranzoncitos respetan y admiran a Sauri Riancho -no lo expresan por miedo-, la raza priísta agradecen la labor emprendida en el estado por Dulce Sauri, y otros que no militan, ni simpatizan con el PRI agradecen que Sauri Riancho tenga muy bien cimentado sus principios.

Tal vez el único grupo fuerte que mantiene una postura contra Sauri Riancho es la gente retrógrada en el partido de acción nazi-onal yucateco quienes son insistentemente antítesis de Dulce María Sauri y por más señalamientos que rebuscan por su militancia en el PRI, porque es defensora férrea de su partido al que aún pertenece, sus críticos terminan dándole la razón.

Resuena en Dulce María Sauri su perseverancia, su apertura y respeto en el infinito de las ideas a pesar que ella tiene claro sus principios e ideales, siempre es un personaje que departe y amalgama ideas, trabajo, sobre todo cuando se trata de defender derechos de los ciudadanos, ella siempre está dispuesta a dar todo lo que está en sus manos para defenderlos, como se ha visto siempre.

Dulce ha tomado decisiones firmes y propias como ameritaban cada una, como en los tiempos difíciles que le toco vivir cuando fue Presidenta Nacional del PRI entre 1999-2000, período en el que por primera vez el tricolor perdió una elección presidencial en la historia – y no a causa de ella, si no de los chanchullos arreglados bajo el agua-, ó cuando no le dejaron otra opción que renunciar a la Gubernatura del estado de Yucatán cuando se le pedía burlar la voluntad popular y darle el triunfo al Partido de acción Nazi-onal en Mérida. Sauri Riancho ha tenido criterio propio que a muchos les incomoda, porque siendo mujer tiene pantalones para enfrentar problemas, ha siso valiente y firme, y aún así, sigue firme en el Revolucionario Institucional aunque muchas de las veces tenga que señalarles sus errores.

Será históricamente la primera mujer en acceder a la Gubernatura de Yucatán, aunque no por la vía electoral, no obstante no deja de ser Constitucional y la primera, pese a quien le pese.

En yucatán los que están o actúan por compromiso con la corriente conservadora del PRI en su perplejidad por su mal adoctrinamiento no reconocen el valor y el trabajo de una mujer a la que el priísmo yucateco le debe mucho, a una mujer que a pesar de su tesis transformadora para el PRI lo sigue defendiendo a capa y espada.

No cabe duda que el PRI no quiere ni pretende cambiar, prueba de ello está en que calla para siempre a quienes pretenden modificar lo ya establecido por años en su interior, y desperdicia a sus mejores hombre y mujeres como Dulce María Sauri. Prefieren tener a inexpertos y chambones arribistas que no tienen criterio propio, ni principios, ideales y menos moral, son gente que solo esperan órdenes para ejecutar sean cual sean las órdenes contra los ciudadanos o contra sus propios correligionarios.

A dulce María Sauri se le ha señalado muchísimo, no por lo que es -inteligente-, ni por lo que piensa y sostiene, sino por su militancia en las filas priístas, se le reconoce como una mujer valiente con una concepción abierta y dispuesta al cambio, con una voluntad y un determinismo fuerte. Ha usado la autocrítica, una práctica no común al interior del “Revolucionario” Institucional, allí esa práctica está prohibida, no se usa para no dar armas a los que ellos consideran enemigos de lo establecido, para que nadie despierte y sigan disciplinados, le temen al surgimiento de nuevas ideas, de su propia transformación.

En el PRI hay grupos antogónicos con puntos ambiguos que llevan al PRI a la demagogia , por ello es incómoda la postura de Dulce María Sauri al interior de su partido, Dulce tiene mucha solidez, coherencia, firmeza, criterio propio y de mente abierta para amalgamar ideas, posturas; pero no se puede esperar menos de una mujer preparada.

Ni la dureza, ni la adversidad ha podido atajar el camino de Dulce María Sauri, su posición no ha podido ser interpretada por los analfabetas políticos priístas, Sauri es una mujer polifacética, destacada política, analítica de la realidad social, defensora de los derechos de los migrantes, hoy debe estar consciente de la calidad de vida de los ciudadanos yucatecos y se piensa que hoy esa gente que la respeta, la admira necesita de su ayuda, para resolver muchos problemas que afligen a Yucatán.

Hay mucha intolerancia en el inetrior del PRI pero Sauri Riancho ha señalado varias veces que no pretende abandonar a su Partido, ha luchado incansablemente en su interior con un solo propósito, mejorar la vida interna de su partido, por sus correligionarios, por los siguen incondicionalmente al PRI y que nunca piden nada a cambio -aún existen, pocos y contados pero los hay-, sin embargo nunca se les toma en cuenta en las grandes decisiones de la vida interna del PRI, y menos se les toma en cuenta para darles una oportunidad de servir – harían un mejor papel que los herederos de los viejos dirigentes del PRI-.

Lo cruel que le ha sucedido a Sauri Riancho es que por defender la Soberanía Nacional, por defender los derechos de los ciudadanos cuando se opuso a la ley televisa en el 2005 y por otras posturas, ha sido sentada en el interior del PRI, lamentablemente desperdician a una verdadera persona sabia políticamente, mujer con mucha experiencia legislativa, mujer brava.

Mujer de mucho empuje, siempre ha defendido los estatutos del PRI y sus principios, pero ha sido una mujer que no está de acuerdo en algunos casos con las líneas estratégicas de algunos sexenios que desvían los principios del partido al que pertenece, eso la ha llevado a enfrentar y tomar determinaciones con fuerza decisiva guiada por sus principios antes que obedecer a lo ciego y ser servil. Dulce María encaminada siempre por sus principios opina que :- “los partidos políticos están en proceso de descomposición sin cambios”-. A los partidos políticos lo que menos les interesa son sus principios, lo que les importa es ganar elecciones.

Muchos coincidimos que se puede ejercitar otra Democracia en México, y parte de las coincidencias -aunque les parezca extraño-, vienen del ala progresista del PRI. En verdad el problema es la corrupción política que han adquirido y reina tanto en los partidos denominados de derecha como de Izquierda, sin incluir al reaccionario nazipanismo proimerialistas y traidor históricamente de México, sino hablamos de grupos nacionalistas, pero mientras éstos grupos ejerciendo corruptelas y métodos antidemocráticos en su interior, mientras sigan haciendo a un lado a gente valiosa y pensantes tanto en la derecha nacionalista y en la Izquierda está Democracia que vivimos es falsa y seguirá podrida.

Mientras sigan buscando y postulando chambones y serviles para llevarlos a la Cámara de Diputados y Senadores, a regidores y diputados locales, los ciudadanos seguirán indefensos y sin una verdadera representatividad, y el camino fácil se lo estamos dejando a la derecha reaccionaria.

Tenemos ciegos y sordos como servidores públicos y líderes políticos corruptos, el pueblo hoy conoce sus derechos y cuando a éstos se les exige hasta sordos quedan.

Dulce María Sauri debería darse una oportunidad dónde la valoren y pueda servir, con su experiencia siempre hará un buen papel.

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s