Día Internacional de la Mujer | Dolores Padierna Luna

La historia de los derechos humanos ha sido escrita por personas valientes, cuyos ideales se han mantenido firmes ante cualquier intento de opresión. Las voces de todas las mujeres que se han levantado en contra de la injusticia y de las desigualdades nos han heredado un mundo donde la libertad es el objetivo más alto. Aunque falta mucho por avanzar, hoy, como cada 8 de marzo, recordamos la fuerza con la que las mujeres del siglo pasado lucharon por la inclusión y por la construcción de una realidad donde no haya lugar para la intolerancia. El día de hoy las mujeres del mundo nos unimos para exigir, al unísono, igualdad de derechos y oportunidades.

El 8 de marzo fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1975, como el Día Internacional de las Mujeres. Se trata de una jornada dedicada a la promoción de nuestros derechos, en la cual los Estados deben recordar sus obligaciones con respecto a la igualdad sustantiva y a la eliminación de la violencia. En México, las deudas que el gobierno tiene con las mujeres son muchas y no podemos dejar pasar un solo segundo sin recordarlas. La igualdad salarial, la inclusión completa en los espacios de participación y la erradicación de los discursos misóginos son sólo algunos de los pendientes. El más urgente sigue siendo, en pleno siglo XXI, poner fin a los feminicidios e impartir justicia para todas las víctimas de estos actos brutales.

Este año, la ONU ha señalado que el tema central del Día Internacional de la Mujer será “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”. Es verdad que durante las últimas décadas hemos conseguido espacios que antes nos eran rotundamente negados; sin embargo, el techo de cristal nos sigue impidiendo acceder a cargos implícitamente reservados para hombres. Además, la mayoría de las mujeres percibe ingresos desiguales, ve sus derechos laborales obstaculizados continuamente o tiene un trabajo informal.

En México la situación no es muy distinta; a pesar de los avances, los prejuicios y la violencia de género siguen siendo parte del día a día. La realidad de las mujeres mexicanas es una continua negación de sus derechos a la justicia, a la salud, al trabajo y a la seguridad social. Nuestro compromiso por modificar de raíz esta situación debe ser total. No puede haber espacio en nuestra democracia para la desigualdad de género. El desarrollo de nuestro país debe incluir en todo momento a las mujeres, con las mismas condiciones y las mismas oportunidades.

En el Día Internacional de las Mujeres recordamos a todas aquellas que lucharon por reivindicar nuestro derecho al voto, al acceso a la educación, a la igualdad ante la ley y a la participación en cualquier espacio de decisión. Es un momento para replantearnos nuestra dirección y pensar en el país que dejaremos para las mexicanas del mañana. Es también un día para reconocer la ardua labor de todas las mujeres que día con día contribuyen al progreso de la humanidad. Dedico a todas ellas mi trabajo y mi profunda admiración.

FUENTE: DOLORES PADIERNA LUNA

ENLACE: http://bit.ly/2m2BHkU

 

«DIARIO ARTE Y CULTURA EN REBELDÍA NO LUCRA CON LA INFORMACIÓN, COMPARTE LO QUE OTROS QUIEREN OCULTAR»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s