Elecciones 2017: La guerra por el poder y el descrédito | Armando Pacheco

El pasado domingo en el Estado de México el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) invitó a todo aquel que desee unirse a su propuesta, no importando si el interesado en cerrar filas con la izquierda más dominante en el país, es de otro partido político como militante; y es que en el discurso está la realidad: los mexiquenses están hartos de los priístas (políticos) de siempre.

Desde que tengo conocimiento, Edomex está en manos de criminales, de ratas de cuello blanco y quienes, por sus violentos métodos, han orillado a muchos mexiquenses a radicar en otras entidades del país; han asesinado, siempre en nombre del orden, a campesinos y clase trabajadora opositores a sus intereses económicos y/o políticos. Todo ello, hay que decirlo, ha llevado a la jodidez a la entidad mexicana, que representa, para los políticos, la «gallina de los huevos de oro», pues quien gane las elecciones de este 2017, será el partido a vencer en las urnas en el 2018.

Ricardo Anaya, presidente muy soberbio del Partido Acción Nacional (PAN), lo sabe muy bien y aunque su “gallina” -ya envejecida y cuya honorabilidad está en tela de juicio al recibir dinero federal para su asociación en pro de los migrantes que viven en los EEUU- es Josefina Vázquez Mota, ésta, aún no puede ser la “elegida de unidad” del ultraconservador organismo político.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), por su parte, se ha alejado mucho de la idea original de expriístas que fundaron al Sol Azteca en aquellos años en que la traición era el pan de todos los días y donde se empezaba a perfilar la privatización de los bienes nacionales como Telmex, cuyo comprador, Carlos Slim, es actualmente el hombre más rico de México y uno de los cuatro en el mundo; el PRD, no sólo se unión al PRI y al PAN en las reformas estructurales de Peña Nieto al firmar el famoso Pacto por México, sino que además, ahora, va de la mano, en algunas ocasiones (casi todas), en coalición con el blanquiazul, contradiciendo así los ideales de las izquierdas y revolucionarios; es, hay que decirlo, un partido prostituto que ofrece su cuerpo (votos) a quien lo deje seguir en el poder.

Así las cosas en el Estado de México; la opción sin duda, está a la vista; solo un ciego en tierra con más ciegos no se daría cuenta que existe la Esperanza. Por su puesto, PAN, PRI y otros partidos intentarán desacreditar a Morena y sus dirigentes con discursos populistas nefastos, con engaños, con despensas, mentiras o pactos e incluso con el crimen organizado. La lucha por el poder en 2017 y 2018 se basará, así lo vemos en algunos spots de la derecha mexicana, por el tratar de desacreditar a sus contrarios.

CONTACTO: arteyculturaenrebeldia@gmail.com 

 

Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite al autor, fuente y enlace

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s