«Xtámbaa», primer poemario escrito en lengua Mè’phàà

La región de la montaña del estado de Guerrero es el único lugar donde se habla la lengua Mè’phàà. Allí, a los recién nacidos, se les practica una ceremonia llamada xtámbaa, para saber quién es su hermano animal y así encomendarlo a la tierra, a los bosques y a los ríos para que lo cuiden. De esta manera se aseguran que estará protegido el resto de su vida.

De manera similar, el poeta Hubert Malina desea encargarse del cuidado de su lengua madre por medio de su obra literaria. Ha usado como metáfora esta importante ceremonia de su pueblo para escribir Xtámbaa (Piel de tierra), poemario bilingüe.

«Yo usé esa palabra como metáfora para cuidar la lengua, porque xtámbaa se refiere al cuidado de la palabra Mè’phàà ante la circunstancia que se vive hoy de la pérdida de nuestra lengua, que ya no se está hablando, hay lugares donde ya no se les ayuda a los niños a aprenderla. Es como decir que la palabra es nuestro hijo que va naciendo y al que hay que hacerle la ceremonia del cuidado», explicó Hubert Malina, quien agregó que se trata del «primer libro en lengua Mè’phàà, la primera piedra para seguir escribiendo poesía, hablando de temas cotidianos».

En Xtámbaa el lector encontrará alusiones a animales importantes dentro de la cosmogonía del pueblo Mè’phàà, como el colibrí, que siembra la palabra en el mundo. Una presencia importante en estos versos también es la voz de los mayores, los abuelos, quienes son el pilar de su cultura porque son sabios y se encargan de transmitir todo su conocimiento y las costumbres. En este libro también se habla abiertamente de los problemas de violencia que enfrenta este pueblo.

«A mí se me dio lo de la poesía y la vi como un medio por el cual también se tiene que hacer memoria y denunciar todo lo que está ocurriendo en la montaña. Hablar en la lengua Mè’phàà es hacer memoria y cuidar a esos hermanos», dijo el autor.

Sobre el estado actual de su lengua materna, Hubert Malina no es muy optimista, y comentó: «Muchos aprendemos en la escuela el español, pero en la convivencia diaria hablamos nuestra lengua materna con la familia y los amigos. Sin embargo, hoy veo que los jóvenes tienen poco interés en aprender la lengua, debido al miedo a la discriminación por ser indígenas, y eso ha generado que los padres no quieran que los hijos lo hablen ni siquiera en la región. Hay que mostrarles a los jóvenes que se puede escribir novela o poesía con nuestra lengua, de lo contrario podríamos perderla».

FUENTE: INBA

 

«DIARIO ARTE Y CULTURA EN REBELDÍA NO LUCRA CON LA INFORMACIÓN, COMPARTE LO QUE OTROS QUIEREN OCULTAR»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s