Ruindad de los partenones | Jorge Lara Rivera

Inscrito en el más deleznable historial de abyección de nuestro país (donde obtuvo su lamentable celebridad la corrupción del Negro Durazo con su Partenón, la odiosa ‹Colina del Perro› que heredó Alexandra Aćimović Popović, alias Sasha Montenegro, y ese fraude bicentenario que resultó la Estela de Pus o megagalleta suavicrema de Alejandro Lujambio Irazábal) aparece el monumental dispendio en otro ‹partenón› –otro– para Palacio de la burocracia en la democracia más cara y cuestionable del mundo, el desaseo de su autoridad electoral en los comicios, su nula credibilidad, para consumir cientos de millones de pesos a cubierto de la opacidad de un fideicomiso –otro más.

Pero no se puede tapar el Sol con un dedo. Pese al intento de comunicación social del INE negándolo con la falacia de tratarse de mitos, aparece la incongruente versión oficial. Quiere hacer pasar como necesaria la obra pretextando que se ahorrará 80 millones de pesos anuales en alquileres para espacios donde laboran 3,210 trabajadores en CDMX; pero omite el significativo dato de que, contra la tendencia general, en 3 años acrecentó 1 mil 859 puestos su planta laboral; o sea, el problema de sobrecupo es artificial. Pretender que los 1 mil 100 millones de pesos que costará «No es gasto, sino inversión» no se sostiene de cara a la superflua nómina irresponsablemente inflada que privilegia con «un ambiente laboral óptimo en un entorno sustentable» para una improductiva labor que ni siquiera se requiere todo el año, cada año. Basar la obra en un proyecto arquitectónico no le quita lo faraónica ni lo cara, sobre todo debido a los recortes en rubros de la producción; mas extender el dispendio de las oficinas centrales a la construcción de 5 sedes en los estados es demasiado. Peor cuando la supervisión de la Contraloría interna no supone rigor en el control, visto lo poco que han valido para el Consejo de los 11 sus observaciones a numerosas irregularidades detectadas.

Resulta demasiado cínico pretextar que se busca dar a trabajadores del INE «condiciones materiales adecuadas» otorgándoles «los derechos que expresamente les confiere la Constitución en su artículo 123» como el de «laborar en instalaciones dignas y que favorezcan su desarrollo personal y profesional» cuando la mayoría de trabajadores de veras productivos carece de ellas. Lo del ‹cochinito› institucional con fondos públicos, mejor dicho el chiquero, preexiste a la obra: desde 2005 la Auditoría Superior de la Federación detectó daño patrimonial al erario y la Contraloría de ese Instituto reportó irregularidades por 2 millones 131 mil 566 pesos con 90 centavos gastados. Los 2 mil 817 millones 900 mil pesos de remanentes, incluyendo fondos para pagar personal que No contrató, nunca, creando un irregular ‹cochinito presupuestal›.

Además de privilegiados sueldos, el INE paga a su personal elevados montos en bonos salariales ‘extraordinarios’ (como los que en Yucatán reciben José Armando Ceballos Alarcón y Jorge Alejos del distrito 04). El propio Francisco Gárate, representante del PAN ante el Consejo Gral. del INE, ha referido que desde 2014 el Instituto reporta cuentas con saldos de naturaleza contraria con bancos y deudores diversos y presenta otras anomalías en cuentas de bienes inmuebles, de infraestructura y construcciones en desarrollo y jugosos ‹bonos› por hacer aquello para lo que fue creado. Desde 2014 el INE reporta cuentas con saldos de naturaleza contraria con bancos y deudores diversos y presenta otras anomalías en cuentas de bienes inmuebles, de infraestructura y construcciones en desarrollo.

Que una institución se ‹ciudadanice› o se cambie de nombre no basta para volverla mágicamente impoluta, honesta, intachable (el IFE del dilapidador José Woldenberg Karakowsky hizo la vista gorda al delito de financiamiento extranjero en la campaña de Fox; el del tramposo Luis Carlos Ugalde, ahijado de Elba E. Gordillo M., operó la más desaseada elección presidencial de la historia mexicana para favorecer a Felipe Calderón, y el del sibarita Leonardo Valdés Zurita dejó impunes reiteradas violaciones a la Constitución perpetradas por ese delincuente electoral y tuvo que dejar el cargo entre acusaciones de gastos excesivos e inexplicables y tráfico de influencias; la nueva presentación, como INE, presidida por el avaro y racista consejero Lorenzo Córdova Vianello –cuando secretario técnico disfrutó del derroche de su predecesor– no tiene llenadero). Los escandalosos aguinaldos (472 mil 742 pesos sin deducciones, más el sueldo mensual de 177 mil 466) para cada uno de los 11 Consejeros no guarda proporción con los 7 pesos que aumentó el salario mínimo diario. 652 millones de pesos se repartieron entre los 16 mil empleados, a razón de 410 mil 238 pesos para el Secretario Ejecutivo, 396 mil 865 al Contralor General, 389 mil 416 para Directores Ejecutivos; 389 mil 416 al Titular de la Unidad Técnica de Fiscalización y entre 359 mil 324 y 63 mil a los Asesores. Los consejeros recibirán además, antes de abril, 1 Iphone 7 Plus con costo total de 3.2 millones; y 42 mil pesos en vales para gasolina y despensa.

El oneroso megaproyecto INELandia en días de crisis como la actual encarece más nuestra democracia, la más cara del mundo (11 dólares de bolsas privadas salió cada voto estadounidense, en tanto 25 dólares, de financiamiento público, costó cada sufragio de los últimos comicios en México) y constituye una bofetada en pleno rostro para el pueblo demasiado agobiado ya por el encarecimiento de la vida.

 

*Artículo publicado con la autorización del autor, colaborador del periódico Por Esto!; léase también en este medio

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s