Ninguna explicación basta, señor Peña | Alejandro Pulido Cayón

Ninguna explicación basta cuando ves que el dinero escurre como agua. Por más que insistan en que esta amarga medicina es para nuestro bien, nadie lo creerá. Embúchese su trago de gasolina y pase a lo que sigue. Sin protestar, por favor, que tenemos la comprensión y empatía del señor presidente. Por más que quieran racionalizarlo y hacer sumas y restas con peras y perones, el gasolinazo es una patada en los huevos, o en el útero para ser parejos. Pega a todos sin distinción de género, edad, preferencia sexual o credo religioso. Afecta directamente a los precios, que si no.

En un intento por calmar a los enardecidos clasemedieros inconformes con los aumentos que van del 14 al 20 por ciento en combustibles, el presidente Enrique Peña Nieto, haciendo gala de sus mejores garras youtuberas, se lanzó con un mensaje harto didáctico sobre la decisión de liberar el precio de la gasolina. Digo clasemedieros porque en la lógica discursiva del mandamás hay unos 60 millones de jodidos que casi no compran gasolina, mientras que son 12 millones de mexicanos los que gastan y gastan y gastan en ese vital líquido para la economía.

Muestra de lo anterior, esta joyita de la oratoria presidencial: “Mantener precios artificiales de la gasolina significaría quitarle recursos a los mexicanos más pobres para dárselos a los que más tienen. Los datos duros hablan por sí mismos: 60 millones de mexicanos, los de menores ingresos, sólo consumen el 15 por ciento de la gasolina, mientras que 12 millones, el 10 por ciento de la población de mayores ingresos, consumen 40 por ciento de la gasolina”. No pos sí, ni quien le diga que no a la dureza de las cifras.

La recaudación total por los impuestos asociados a combustibles representa más de 200 mil millones de pesos, gravámenes -lógicamente- que pagarán en su mayoría la minoría de «los que más tiene». ¡Ah, carambas! Según el mandatario, ese dinero alcanza para mantener funcionando durante cuatro meses todos los servicios del IMSS, o la entrega de apoyos de dos años del programa Prospera o la operatividad por tres años del Seguro Popular. «¿Qué hubieran hecho ustedes?», cuestiona con la mirada fija en la cámara.

Realmente se trata de un daño estructural. Derrumbaron los cimientos de Pemex. La atávica falta de inversión en refinerías e infraestructura petrolera, ha hecho que dependamos, ¡oh, mexicana paradoja!, de las importaciones de combustibles. Somos incapaces de producir la gasolina que consumimos. Y en esa lógica, pues tiene razón Peña Nieto cuando asegura en su mensaje de año nuevo que “los aumentos vienen del exterior”.

Aunque le faltó reconocer que esos incrementos de precios sí tienen que ver directamente con la Reforma Energética, que permite la inyección de capital privado en este rubro; y sí, también tiene que ver con la reforma fiscal, porque es la que garantiza -vía imposiciones- que se tengan esos 200 mil millones de pesos que requiere la estructura gubernamental para mantenerse.

Desde que se petrolizo la economía hace más de 45 años, no hubo presidente alguno que tratase de hacer viable a la paraestatal. Al contrario, la idea fue drenarle hasta el último barril. Pero esa es sólo una faceta del desmadre que ya se organizó. Ninguna explicación será suficiente cuando lo cierto es que el encarecimiento de la gasolina está aunado, directamente, con el resto de los precios de productos.

Ya luego hablaremos de las protestas. Por lo pronto, para un deleite de risa loca o placeres culposos, les dejo íntegro el mensaje:

*Artículo publicado con la autorización del autor colaborador de http://www.revistaconfabula.com; léase también en este medio

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista del Diario Arte y Cultura en Rebeldía; en este espacio, ejercemos la Libre Expresión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s