Nueva York, lugar de peregrinaje para los amantes del vinilo y los clásicos

En medio de la pérdida del hábito de comprar CDs y del auge de los servicios de música en streaming, el vinilo no solo es una de las pocas formas de consumo musical que sobreviven, sino que pasa por uno de sus mejores momentos.

La fiebre por los LP continúa viva en EEUU, y en ciudades como Nueva York aún hay tiendas independientes que son un verdadero escaparate de la historia de la música y cuentan con una fiel clientela que no pierde su fascinación por este formato.

Así lo señala George Flanagan, gerente en Rough Trade, una conocida tienda de música situada en el barrio neoyorquino de Williamsburg con una enorme colección de más de 20,000 piezas y en la que los LP se llevan casi todo el protagonismo.

«El 60 % de nuestras ventas corresponde a discos de vinilo y el 40 % a CD», explicó a Efe Flanagan, quien ha visto cómo en el último año ha crecido la demanda, sobre todo entre los jóvenes, por este objeto vintage inventado en 1948.

«Los vinilos proporcionan una experiencia diferente, puedes tocar la música, tienen un valor estético que no puedes encontrar en la música en streaming», añadió.

En opinión de Flanagan, hay una generación de jóvenes nacidos en la era digital que está «empezando a descubrir ese valor» y que disfruta con el hecho de poder tener a la vista su música favorita y realizar el ritual de colocar su pedazo de plástico bajo la aguja del tocadiscos.

En esta gran superficie cultural, que abrió en 2013, se pueden encontrar verdaderas reliquias como el LP The Complete BBC Sessions, de la banda británica Led Zeppelin, a un precio de 100 dólares, que contiene grabaciones inéditas de todas sus actuaciones en directo en BBC Radio desde 1969 hasta 1971.

Más allá de las simples recopilaciones de canciones o de artistas, la tienda destaca por la gran cantidad de discos nuevos de pop y rock contemporáneo y de reediciones especiales de discos legendarios que hicieron historia o marcaron una década, los cuales se pueden adquirir a precios asequibles (entre 8 y 20 dólares).

Carátulas ilustradas de todo tipo de géneros y artistas, desde Elton John, David Bowie, The Beatles y Pink Floyd hasta Prince, Aretha Franklin, Sharon Jones y Arthur Russell, forman parte del extenso catálogo disponible.

Uno de los LP más cotizados es el álbumVs. de la banda estadounidense de rock Pearl Jam -edición limitada a un precio de 165 dólares-, grabado en 1993 y nominado a 2 premios Grammy en su momento.

Otro de los establecimientos que ha sido testigo del resurgimiento del vinilo es Academy Records, una pequeña tienda de Manhattan que desde 1977 se ha especializado en la compraventa de LP y que posee una colección de más de 10,000 joyas discográficas, sobre todo de rock, música clásica y jazz.

Su dueño, Franke Vogl, aseguró a Efe que un claro ejemplo de esta tendencia en el consumo musical es que, desde hace cuatro años, su sección de CDs «se está haciendo cada vez más pequeña» y está dando espacio a más vinilos.

Su LP favorito, y el más caro de la tienda, es una reedición especial de los éxitos del mítico cuarteto de punk-rock The Stooges, liderada por el extravagante Iggy Pop, sellada y en venta por 180 dólares.

Rolling Stones, Michael Jackson, Nirvana, Elvis Presley y Abba son algunos de los rostros que llenan las estanterías y escaparates de este pequeño santuario de la música.

«Prefiero los vinilos a los CD porque siento que puedo viajar al pasado y revivir a través de la música una época en la que no crecí», comentó una clienta de la tienda, Amanda First, mientras elegía un álbum de una caja repleta de discos de Frank Sinatra.

Según la Asociación de Industrias Discográficas de Estados Unidos (RIAA, por sus siglas en inglés), en 2015 las ventas de álbumes en este formato aumentaron un 32 % respecto al año anterior, hasta alcanzar los 416 millones de dólares, la cifra más alta que se ha registrado desde 1988.

En la primera mitad de 2016, esta cifra ya había superado los 207 millones de dólares.

Pese a que el éxito del vinilo aún sigue siendo anecdótico en comparación con los formatos digitales, cada vez es más común que artistas contemporáneos publiquen grabaciones nuevas en LP.

Cantantes como Adele y Taylor Swift embolsaron más dinero en 2015 con la venta de sus álbumes en vinilo que por los ingresos de publicidad procedentes de plataformas online como Youtube y Spotify, una tendencia que demuestra que lo viejo está de moda y ha vuelto para quedarse.

FUENTE: EFE

 

«DIARIO ARTE Y CULTURA EN REBELDÍA NO LUCRA CON LA INFORMACIÓN, COMPARTE LO QUE OTROS QUIEREN OCULTAR»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s