Los mexicanos no olvidamos el Año Viejo | Armando Pacheco

Al nacer el 2017 los mexicanos reunidos con sus familias lo hacen, muchos de ellos, pensando en el trago amargo que vivirán a partir del primer día del mes de enero del Año Nuevo; no olvidarán el cinismo de los priístas y sus aliados, ni de la clase política que se sigue enriqueciendo a costa de los nacidos en uno de los principales países productores de petróleo.

Y es que no olvidaremos el año 2016, anal de grandes fracturas sociales, enfrentamientos y asesinatos de periodistas; tampoco se borrará de la memoria colectiva el raterío de los gobernadores de Veracruz, Chichuaha y Quintana Roo y mucho menos la simulación de la Presidencia de México en los temas de educación, desarrollo social, política, seguridad, transparencia y sobre todo el energético.

En Yucatán, no todas las cosas pintaron de maravilla. Si bien existe un gran trabajo en generación de empleos, se registró un incremento en asaltos, crímenes dolosos y accidentes de tránsito; se sabe de la corrupción en la policía municipal y el intento de los panistas por desestabilizar a la entidad desde diferentes trincheras donde cobardemente se utiliza a los agremiados más jóvenes.

La entrada de las aplicaciones Apps para el transporte público privado, sobre todo de la estadounidense Uber, causaron gran descontento entre las agrupaciones de taxistas y el monopolio del FUTV se vio amenazado por una empresa que pretende engañar, momentáneamente, a los usuarios, argumentando mejores tarifas y buen trato de los conductores para con el cliente.

El incremento de las gasolinas que se vive en el país causará estragos en la economía yucateca pues el transporte urbano subió 1 pesos, aunque con gran esfuerzo entre las autoridades y empresas concesionarias lograron dejar la tarifa social en el mismo precio. Otro aumento, siempre derivado de las alzas en las gasolinas, es el de la tortilla y la masa, producto de primera necesidad del yucateco. Y así podríamos citar la herencia devastadora del Año Viejo, pero por ahora, disfrutemos de un día de asueto y felicidad con los amigos y la familia. Brindemos, ante todo, porque el 2017 sea la antesala para que los mexicanos despierten ante el autoritarismo de la clase gobernante que no permite que el mexicano descanse de tanta desigualdad.

 

Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite al autor, fuente y enlace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s