El Tlacuache cumple trece años de artículos académicos y científicos

Acorde con la nueva era de la información, 13 de los 15 años de la existencia del suplemento cultural El Tlacuache fueron compilados en un disco compacto, archivo magnético que contiene 654 números y los mil 846 artículos de diversos investigadores que los integran.

Bajo el título Trayectoria del suplemento cultural El Tlacuache. Una experiencia en divulgación científica y cultural (2001-2014), la publicación digital, editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es de navegación sencilla; su consulta se puede realizar por temáticas, sitios arqueológicos, investigadores o museos.

Los usuarios, incluso, pueden ubicar números o artículos en específico, o  examinar directamente los textos escritos por los especialistas nacionales y extranjeros, sobre arqueología, antropología, paleontología, botánica, historia, arquitectura, etnohistoria, restauración, patrimonio cultural y etnobiología, entre otras disciplinas.

«Los artículos son invaluables y no deben estar dispersos; ahora, la compilación adquiere el rango de material de consulta obligada, dado que su contenido es novedoso y relevante», apuntó el antropólogo e historiador Jaime Vélez, en representación de Diego Prieto Hernández, secretario técnico y encargado de la Dirección General del INAH, durante la presentación del disco compacto en el Museo Regional Cuauhnáhuac, Palacio de Cortés, ubicado en Cuernavaca, Morelos.

Víctor Hugo Valencia Valero, director del Centro INAH Morelos, hizo un breve recuento del devenir de El Tlacuache, semanario publicado como suplemento cultural del diario La Jornada Morelos. «Es un órgano de difusión académica y científica, cuyo equipo editorial es encabezado por Miguel Morayta Mendoza; fue apadrinado por el profesor emérito de la UNAM, Alfredo López Austin, en julio de 2001».

En su libro El mito del tlacuache, recordó, López Austin explica que en la mitología prehispánica, este animal es un equivalente a Prometeo, aquel que roba el pulque, el tabaco, el fuego, «como nuestra edición que hurta el fuego del conocimiento para conservarlo y difundirlo».

El antropólogo Valencia Valero abundó que en analogía, así como el tlacuache sustrae todo lo que puede del mundo de los dioses para traerlo a los hombres, de la misma manera este suplemento semanal, a lo largo de su historia, lo ha hecho con el conocimiento para trasmitirlo al público.

En 2014, El Tlacuache obtuvo el Reconocimiento al Mérito Estatal de Investigación, en la categoría de Divulgación y Vinculación, y de ahí surgió de la idea de compilar los números editados hasta ese momento en formato digital.

Las labores de divulgación del Centro INAH Morelos en medios informativos se remontan a la década de los 80 del siglo pasado; previo al surgimiento de este suplemento, se editó otro que llevó el nombre de Tamoanchan, que se insertó en los diarios estatales El Regional y La Unión de Morelos.

El Tamoanchan se mantuvo por cinco años, posteriormente El Tlacuache heredó la intención original: aportar conocimientos a las sociedades regionales para la conservación de sus identidades, además de divulgar los avances y actividades del Centro INAH Morelos.

FUENTE: INAH

 

«DIARIO ARTE Y CULTURA EN REBELDÍA NO LUCRA CON LA INFORMACIÓN, COMPARTE LO QUE OTROS QUIEREN OCULTAR»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s