¿Qué pasaría en una segunda vuelta? | Ulises Beltrán • Alejandro Cruz

Después de las elecciones de 1994 ningún candidato ha vuelto a ganar una elección presidencial con mayoría absoluta de votos válidos. Vicente Fox venció en 2000 con una coalición PAN-PVEM al alcanzar 43%. Felipe Calderón con el PAN triunfó con 37% en 2006. Enrique Peña Nieto, en alianza del PRI con el PVEM, lo hizo con 39% en 2012. Estas victorias con votaciones menores a 50% han cuestionado la legitimidad en términos de apoyo popular con la que llegan estos candidatos al poder debido a que vencen con el respaldo sólo de una minoría. La perspectiva de que en el año 2018 triunfe en México un contendiente con una votación en torno a 30% o menos acentúa esa inquietud. Para darle solución a esta situación varios han planteado adoptar la segunda vuelta, también llamado balotaje, entre los dos candidatos con más votos en la primera vuelta para que forzosamente uno de ellos consiga más de la mitad de los votos, es decir, mayor apoyo popular. En otras palabras, los votantes de terceros partidos tendrían que dar su respaldo a alguno de los dos contendientes finales siempre y cuando no se abstengan.

En la actualidad ningún partido por sí solo obtiene más de 30% de las preferencias efectivas para la elección presidencial. Es importante destacar que como estamos a casi dos años de la elección presidencial el votante mexicano evidentemente todavía no está inmerso en el ambiente electoral que alienta la participación y la formación más razonada de preferencias. Según la encuesta levantada por BGC en agosto de este año,1 existe un empate entre el PRI y el PAN con 29% cada uno, seguidos por Morena con 18% y el PRD con 12%. Incluso las alianzas más comunes entre los partidos que recientemente han hecho coaliciones en elecciones locales o federales tampoco lograrían siquiera acercarse a 50% de los votos efectivos en este momento. Por ejemplo, la unión PRI-PVEM-Nueva Alianza se sitúa en 34% y si se le incluyera a Encuentro Social lograría incrementar apenas un punto. Una alianza total de los partidos de izquierda, es decir, PRD, Morena, PT y Movimiento Ciudadano no tendría mucha mejor suerte, pues tampoco pasa de 35%. La alianza PAN-PRD que también llega a proponerse es la que mejores números logra, ya que suma 41% (ver gráfica 1).

02-vuelta-g-1

Los nombres de los posibles candidatos tampoco modifican este escenario de triunfos con apoyo minoritario para el ganador. La encuesta mencionada señala que los aspirantes más aventajados por ahora son Margarita Zavala en el PAN, Miguel Ángel Osorio Chong en el PRI, Andrés Manuel López Obrador en Morena y Miguel Ángel Mancera en el PRD. Ninguno de ellos lograría superar siquiera el tercio de votos efectivos si la elección tuviera lugar en este momento. En un escenario hipotético donde compitieran entre ellos y contra Jaime Rodríguez El Bronco como independiente, Zavala alcanzaría 32%, Osorio Chong 27%, López Obrador 26% y Mancera 11% (ver gráfica 2).

02-vuelta-g-2

¿Qué pasaría con una segunda vuelta en la que compitieran dos de los candidatos que están mejor posicionados? ¿Realmente se logra que los votantes potenciales de un partido pasen a apoyar a los de otro si su candidato queda fuera para una segunda vuelta?

De acuerdo con la encuesta de BGC, si la segunda vuelta fuera entre la panista Margarita Zavala y el morenista Andrés Manuel López Obrador, 52% de los votantes del PRI en principio se abstendrían, 23% estaría indeciso sobre qué hacer y sólo 25% elegiría entre los dos contendientes finales repartidos de manera bastante pareja: 13% iría con Zavala y 12% con López Obrador. En el caso de los votantes del PRD, la mitad votaría por el candidato de izquierda, esto es, López Obrador, y sólo 10% por la abanderada panista. 38% se abstendría o estaría indeciso (ver cuadro 1).

02-vuelta-c-1

Si compitieran en segunda vuelta Osorio Chong y López Obrador cerca de la mitad de los votantes del PAN se abstendría, a lo que hay que agregar 16% de indecisos. Apenas 20% se inclinaría por Osorio y 19% por López Obrador, es decir, de manera bastante similar. Como es de esperarse, el candidato de Morena es claramente el preferido de los electores del PRD (50%), en contraste con sólo 11% que opta por el del PRI. 23% no votaría y 16% estaría indeciso.

En el caso de que la segunda vuelta fuera entre la panista Zavala y el priista Miguel Ángel Osorio Chong, la mitad de los votantes de Morena (49%) no votaría por ninguno y 16% estaría in- deciso. Alrededor de un tercio sí se inclinaría por alguno de los dos competidores: 28% por Zavala y únicamente 7% por el candidato del PRI. Los votantes del PRD tenderían a abstenerse (43%) o a estar indecisos (18%), aunque 23% apoyaría a Zavala y 16% a Osorio.

Como se observa en los tres escenarios de competencia en hipotética segunda vuelta, la encuesta muestra que, al menos cuando está alejada la elección, la mitad de los votantes del PAN, del PRI o de Morena tiende a preferir abstenerse de sufragar por alguno de los competidores finales cuando su partido queda fuera de la elección entre dos candidatos. También se observa que cuando compite un candidato del PRI y otro de un partido opositor, los votantes de partidos relevantes distintos al PRI y cuyo partido ya no compite en segunda vuelta se inclinan más por el candidato no priista. En el caso de los votantes del PRD su preferencia se dirige significativamente hacia el candidato de izquierda, si es que hay uno, en el balotaje, como puede ser el caso de López Obrador. Cuando no hay contendiente izquierdista la intención de abstenerse crece.

El conjunto de los partidos llamados pequeños por su fuerza electoral y los independientes capta 12% en la encuesta de BGC. En los escenarios de segunda vuelta que planteamos, alrededor de la mitad de estos votantes se inclina por alguno de los contendientes finalistas, usualmente en proporción bastante parecida, como se puede ver en el cuadro 2. La otra mitad se abstiene o se manifiesta indecisa.

02-vuelta-c-2

Finalmente, ¿qué sucede en la segunda vuelta con quienes no prefirieron a ningún partido en lo absoluto o se mostraron indecisos en un inicio? Como se ve en el mismo cuadro 2, en su mayor parte se conservan sin definir una preferencia. En la encuesta de BGC 11% originalmente no votó por ningún partido o anuló la papeleta. De este segmento alrededor de 60% continúa absteniéndose de votar por alguno de los candidatos en los tres escenarios de competencia que presentamos para la segunda vuelta. Los pocos que se inclinan por algún contendiente tienden a hacerlo por el opositor al candidato del PRI cuando éste es uno de los dos finalistas.

Por su parte, la mayoría de los indecisos o que no responden la pregunta electoral por partidos (17% de los encuestados) se mantiene sin preferencia definida en los escenarios con sólo dos finalistas. Cerca de la mitad vuelve a decir que no sabe o no contesta, a lo que se agrega cerca de un tercio que dice que no votaría por ninguno. La minoría que selecciona a alguno divide bastante sus preferencias entre los aspirantes.

Estos efectos de las hipotéticas contiendas de segunda vuelta provocarían en buena medida que, si actualmente hubiera una elección definitoria de este tipo, los resultados fueran los siguientes para cada escenario de competencia tomando sólo en cuenta a quienes sí expresan una preferencia (ver cuadro 3).

02-vuelta-c-3

Como se observa, se obtienen empates técnicos, pues las diferencias en preferencias están claramente dentro del margen de error de la encuesta para cada una de estas competencias simuladas. La segunda vuelta naturalmente no garantiza triunfos por márgenes amplios y, por lo mismo, no elimina uno de los recurrentes motivos de conflicto postelectoral en México, esto es, la victoria por diferencia estrecha.

Los importantes porcentajes de electores de un partido que prefieren abstenerse cuando su opción queda fuera de la segunda vuelta parecerían perfilar un descenso en la tasa de participación electoral. Sin embargo, la experiencia en otros países latinoamericanos parece indicar que eso no necesariamente sucede. En varios contextos los votantes de partidos excluidos de la segunda vuelta sí participan inclinándose por alguna de las opciones finales, como se ha observado en los últimos años en países como Brasil, Argentina o Perú, donde no ha habido cambios notables en la participación entre la primera vuelta y la segunda, o incluso ha crecido como en Colombia. No obstante, en Chile sí bajó 7 puntos en 2013 (ver cuadro 4).

02-vuelta-c-4

 

Ulises Beltrán
Director de BGC Beltrán, Juárez y Asocs.

Alejandro Cruz
Integrante de BGC Beltrán, Juárez y Asocs.


1 Nota metodológica: Encuesta en viviendas con tamaño de muestra de mil entrevistas efectivas a ciudadanos que residen en México, distribuidas en 99 secciones electorales del país. El levantamiento se efectuó entre el 12 y el 16 de agosto de 2016. La selección de las secciones se hizo mediante un muestreo sistemático con probabilidad proporcional al tamaño de la sección, donde el tamaño está definido por el listado nominal. La selección de la manzana y de la vivienda se hace con muestreo sistemático de arranque aleatorio y para la del entrevistado se listó a todos los habitantes en la vivienda por su fecha de cumpleaños y se seleccionó a la persona con la fecha de cumpleaños más cercana. El margen de error teórico a nivel nacional es de ±3.2 puntos con un nivel de confianza de 95%.

FUENTE: REVISTA NEXOS 

ENLACE: http://www.nexos.com.mx/?p=30055

Un comentario en “¿Qué pasaría en una segunda vuelta? | Ulises Beltrán • Alejandro Cruz”

  1. Es una vergüenza que en México no existe la segunda vuelta, puesto si un presidente no cuenta con la mayoría de votos no puede esperar la confianza de sus gobernados y viceversa como ha sucedido en los 18 años. Si llamamos a esto democracia pues no la es, ya que el ciudadano no elige al presidente por mayoría como debe de ser. México ya debe de dejar estas costumbres antiguas y actualizarce y tomar en cuenta la opinión y voces del pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s