En Yucatán cualquiera ya es periodista | Armando Pacheco

“Siempre he escrito de lo que he visto y conocido de primera mano. Esa es la labor de un cronista. La tarea del historiador es otra” (Jorge Álvarez Rendón)

Armando Pacheco | Director de Arte y Cultura, así como de Desinformando a Yucatán | Foto: LIGIA CHAN BRITO
Armando Pacheco | Director de Arte y Cultura, así como de Desinformando a Yucatán | Foto: LIGIA CHAN BRITO

Cuando en el año de 1999 entré por primera vez a la redacción de un periódico legendario, nunca pensé que mi vocación sería la de informar. Como todos los veteranos, inicié desde abajo: capturando notas que se enviaban del interior del estado; notas, regularmente mal escritas y sin pies ni cabeza que sólo narraban los hechos pero cuyos testigos tenían escasa e incluso nula teoría literaria y ortográfica. Fue don Oswaldo Baqueiro López quien me otorgó la oportunidad tras la recomendación del reportero Fernando Aguilar Arjona; era el Diario del Sureste, periódico oficial del Gobierno del Estado. Estuve en esa labor casi cuatro meses y después me dijeron que no había vacante; ni modos, continúe con mi rutina de joven rebelde y seguí en la música “boteando” con mi grupo de folclore latinoamericano en los restaurantes de la ciudad de Mérida. Fue en el carnaval de Mérida del año 2000 cuando entré al complicado pero fascinante mundo de los reporteros y la travesía no fue nada fácil, pues la novatada era prácticamente un examen de admisión donde había que aguantar el desdén de los compañeros y, sobre todo, demostrar el interés por el oficio. No creo haberme graduado con honores pero sí tuve el apoyo, luego de las pruebas, de muchos que hoy son mis colegas.

Lo anterior viene a propósito por un texto que publicara el maestro Jorge Álvarez Rendón en su cuenta de Facebook donde da cuenta de comentarios nada éticos por parte de un “jovenzuelo”, aspirante de literato y crítico de arte que se autonombra periodista cultural. El sujeto, con todo desparpajo trata de anacrónicos a dos de los principales cronistas de Mérida e incluso tratando de xenofóbico al maestro Álvarez; por fortuna, quien realiza estampas de la capital yucateca, dejó clara la función de un cronista.

Al igual que ese “jovenzuelo” oportunista, hoy en día en Yucatán, principalmente en la ciudad de Mérida, han brotado de escuelas de periodismo y fotografía, así como de arte, un descomunal número de “comunicadores”, muchos de los cuales se han valido de las nuevas tecnologías para precisar que sí son reporteros; otros, los más cínicos, llegan extremadamente tarde a una rueda de prensa o a un evento y sólo toman vídeo y lo suben a una página de Facebook. Los “faroles” como hemos denominado a muchos que no tienen la menor idea de lo que es el trabajo reporteril y mucho menos la labor del comunicador y periodista, han dicho con desparpajo que ellos sólo acuden porque hay comida y bebida gratis y pueden acceder a eventos (mayormente de espectáculos); por supuesto, existen sus excepciones.

¿Cuándo se perdió la visión de informar?

Hoy, los medios masivos y que son parte de los gobiernos de facto, compiten para ser los primeros en dar la “noticia” y a sus reporteros ya no les importa el correcto manejo del lenguaje cometiendo “caballadas” ortográficas y sintácticas, olvidando, sobre todo, que uno de los objetivos del periodismo es ofrecer un espacio educativo para nuestros lectores. El amarillismo, oficialismo e intereses económicos de algunos periodistas e incluso con larga trayectoria, ha ocasionado que surjan medios de comunicación alternos y que por culpa de los “faroles”, se les trate como “equis”, aunque su información sea más veraz y nivelada. Por eso, en el colectivo “Letras en Rebeldía”, seguiremos a través de nuestros dos medios con la resistencia; una resistencia que está marcada por la autogestión y el apoyo de los amigos.

2 pensamientos en “En Yucatán cualquiera ya es periodista | Armando Pacheco”

  1. Cuanta verdad amigo, usar la palabra PERIODISTA como una profesion, deberian pensarlo, muchos son excelentes reporteros, otros lleva datos y otros como tu mensionas faroles, para ser periodista de verdad es dificil, pero no imposible, y hay pocos, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s