¿Y dónde quedó el humor y picardía de la pareja tradicional de nuestro teatro regional?

Por Alicia García

pareja regional yucateca

Existen varios restaurantes botaneros en la capital yucateca, donde se ofrecen diferentes espectáculos cómico regional y musicales. La mayoría de los comediantes que ahí laboran logran captar la atención y “desatar” las risas de un público que está siempre expuesto a factores distractorios como la música, los meseros, las bebidas, la comida, etcétera. Esta labor no es nada fácil y casi todos ellos desempeñan su arte con mucha dedicación. Entre estos comediantes, hay algunos que ofrecen shows de comedia regional.  Es común ver dos mestizas, dos mestizos o comediantes hombres que interpretan el personaje de una mestiza. Esto es ya elección de cada quien, dependiendo del tipo de show que ofrezcan al público. Sin embargo, cuál es el verdadero show cómico regional. Este es el tema del cual hablaré en esta ocasión.

Retrocedamos un poco en el tiempo y recordemos a destacados actores del género cómico regional, que nacieron en la radio, y  formaron la pareja de mestizos. Ponzo y Chela ( Manuel Herrera y Míriam Dauní ), Cheto y Chepa ( Fernando Herrera y Lupita Cabrera ), La Chichí Herrera y Adolfo González, Zapote y la china Arizpe, Zapote y Catalina, Petrona y Cheto, después llegaron Bety y Octavio, Octavio y Chonita, entre otros. Estos actores manejaban el concepto de la pareja regional, es decir, hombre y mujer. El mestizo luciendo su impecable filipina y la mestiza elegante portando su terno, su rebozo, su rosario de filigrana y el resto de la joyería tradicional. En escena, la mestiza manejaba la picardía; el mestizo, el albur, el doble sentido y el coqueteo hacia la mujer. Jamás el mestizo de esa época fue misógino ni grosero. Al final bailaban jarana y reventaban bombas. Pero verdaderamente bailaban jarana, no hacían un simulacro de pasos de jarana, que ahora mas bien parece que se está matando hormigas. A mi parecer éste era el verdadero tradicional show cómico regional, mismo que considero, se ha perdido.

Otra de las características de las antiguas parejas regionales era que se respetaban los roles de cómico principal y patiño. Por lo general el hombre se desempeñaba como el cómico principal y la mujer el patiño. Este último le servía los chistes al cómico para que tuviera éxito la rutina. En nuestros días todos quieren ser cómicos principales y no valoran la gran importancia que tiene un buen patiño en una pareja regional.  Si bien, dos cómicos principales forman la pareja tradicional, a la hora de decir los chistes es necesario que uno se convierta en patiño del otro, aunque en el siguiente diálogo se intercambien los papeles; pero si en un mismo chiste los dos pretenden ser cómicos principales, se empobrece la rutina y tarde o temprano el “choque de egos” separará a la pareja, como acontece actualmente.

Hay muy pocos comediantes que manejan la pareja regional de hombre y mujer; sin embargo, el concepto de los mestizos elegantes es casi inexistente entre las nuevas generaciones, que aunque ofrecen al público espectáculos divertidos y de calidad, no se han interesado por rescatar a la tradicional pareja cómico regional.

Cuando el turismo nacional visita los restaurantes buscando artistas regionales, se va con la idea de que lo que vio y escuchó es el tradicional show cómico regional, cuando esto es, en mi opinión, totalmente falso.

Debo aclarar que no tengo nada en contra de los shows modernos, porque cumplen con la finalidad de divertir al público. Tampoco estoy en contra de las palabras bravas, siempre y cuando estén colocados en la justa medida, en el momento indicado del chiste y en el lugar correcto.  Pero si me pongo del otro lado del escenario y opino solamente como público, a mí me gustaría mucho volver a ver esa pareja de antaño. Me gustaría reírme con la picardía y el doble sentido que ya muy pocos comediantes manejan.

3 comentarios en “¿Y dónde quedó el humor y picardía de la pareja tradicional de nuestro teatro regional?”

  1. Comparto el punto de vista de que se ha perdido la pareja clásica del teatro regional. Sin menospreciar el trabajo de muchos comediantes, hace falta volver a ver a dos mestizos albureros en el escenario. No que como hay algunos que creen que con subirse y decir pelaná ya están haciendo show regional, y peor aún, si se viste un hombre de mestiza. Yo me pregunto…¿Porqué no elegir un personaje cómico conservando su género masculino? porqué recurrir siempre al personaje de una mestiza cuando hay tantas mujeres artistas que lo podrían hacer. Saludos y felicidades.

  2. Apreciación: con respesto al tema quisiera hacer las siguientes observaciones: de las parejas antes nombradas en el segundo párrafo del texto citan a: Fernando Herrera Bates y Guadalupe Cabrera, desconozco quien es la Chichí Herrera, es posible que sea Doña Aida Ayora, “La Chichí”, la Sra Arizpe se llama Alicia, es Doña Alicia Arizpe, “La China”; Doña Ofelia Zapata Carrillo, “Petrona Ché”; Octavio y Chonita, Octavio Ayil, “Octavio y Narda Acevedo, “Chonita”, marcaron una procedencia específica del teatro regional, es muy probable que sea consecuencia del tiempo, ya que todos ellos son actores en cuyo tiempo vestirse de mujer era altamente satanizado y vilipendiado. Pero, en comentario ofrecido por Don Héctor Herrara Alvarez en una entrevista difundido en medios locales hace ya una década, expresa y quizá con mucha intención que “ese no es teatro regional, sino una diversificación del teatro de carpa donde se origina y viste de mestizo y mestiza, pero que no marca un derrotero de teatro regional”, cito entrevista Canal 13 local, Héctor Herrera y el Teatro Regional”.
    Es probable que el teatro regional como tal tenga variantes y se diversifique al momento actual de la sociedad, algo necesario y vital para su subsitencia. Uno de los problemas siempre recurrentes y se simplifica de manera particular es que ya no hay quien escriba obras de teatro regional, por ello las presentaciones no son sino rutinas ya establecidas y marcadas como ceremonias representativas, más no teatro mismo, las puestas en escena en los bares y cantinas aun que jocosas y albureras ya reclamdas en palabras altisonantes, propias de un sitio como la cantina advierten esa misma condición, de no ser teatro regional, puesto que el teatro lleva una fineza en sus expresiones, en la “morcilla” y en la características de los actores y en el “teatro de revista” o quizá carpa yucateca si. Pero bueno el debate y mucho más la posibilidad de seguir mirando estas propuestas aun que el exceso de insultos, agresiones y expulsión de imagenes particulares no sea por mucho teatro regional yucateco.

  3. Bueno este artículo no habla del teatro regional, a mi parecer, habla de las parejas que hacen shows de medio día. Hablar del teatro regional sería otro artículo y mas extenso todavía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s